Los años amarillos

367

A finales de los 80, mientras los aparadores de las tiendas se llenaban de juguetes, luces y adornos navideños, la televisión se pintó de amarillo con la transmisión de la primera temporada de Los Simpson, serie animada que continúa vigente hasta esta fecha, gracias a su particular forma de tratar la realidad.

Los Simpson cuenta las vivencias de una típica familia norteamericana, la cual, a pesar de sus diferencias, sus problemas cotidianos y sus extraordinarios avatares, siempre se mantiene unida. Su primera aparición en televisión fue el 19 de abril de 1987, dentro de The Tracey Ullman Show, dos años después se preparó la primera temporada, la cual se estrenó el 17 de diciembre de 1989 por la cadena Fox, siendo el primer episodio el “Especial de Navidad”.

En sus inicios la serie se enfocaba principalmente en Bart, un niño de 10 años que disfruta de hacer travesuras y que odia la escuela, pero conforme fue pasando el tiempo, el punto de atención fue cambiando hacia Homero, su peculiar forma de ver la vida y tratar los problemas entró en el gusto de los espectadores convirtiéndolo en un icono universal y haciendo de sus expresiones y frases un recurso para la vida cotidiana.

A pesar de ser una caricatura, desde sus inicios no fue considerada apta para niños, ya que el comportamiento de Bart se catalogó como una mala influencia para la juventud. De igual forma, algunos episodios han generado molestia en países que aparecen en la serie, como lo es el caso de Australia (Bart contra Australia), y Brasil (La culpa es de Lisa) por la manera en que muestran a dichos lugares. Los clichés en la serie son muy utilizados, y esto lo podemos ver con la amplitud de personajes de varias regiones o nacionalidades que aparecen, en donde el mexicano no podía faltar, representado por un actor de comedia disfrazado de abeja que aparece recurrentemente en uno de los canales de televisión, y que es un claro homenaje al Chapulín Colorado.

A través de los años de existencia, Los Simpson han sufrido varios cambios, se han agregado varios personajes que ayudan al mejor manejo de los temas, además de utilizar algunos eventuales para situaciones más especificas. También se han eliminado personajes como es el caso de Maude Flandes (esposa de Ned), a quien en la onceava temporada le dieron muerte en un accidente causado por Homero. La serie ha sobrevivido a la invasión de la animación japonesa, así como a la aparición de otras series semejantes como Family Guy y American Dad.

En 2005 la versión latina sufrió uno sus mayores golpes, un problema con los sindicatos de actores de doblajes que pedían exclusividad, terminó en el cambio de todos los actores que habían dado voz a la serie durante las primeras 15 temporadas, dando paso a otros que trataron de igualar el trabajo de los anteriores causando gran disgusto entre los miles de seguidores que pedían las voces originales.

Una de las cosas mas representativas de la serie es la secuencia de entrada, en donde encontramos a Bart escribiendo repetidamente alguna frase en el pizarrón como castigo, la cual siempre es diferente y, en ocasiones, se ha utilizado para hacer crítica social en los Estados Unidos, ya sea al presidente en turno, o a situaciones que se generaron durante la producción de la temporada. De igual forma, terminando la secuencia de inicio, la manera en que la familia llega al sillón para ver la televisión cambia. Esta secuencia duró 19 temporadas sin variaciones importantes, hasta que en la temporada 20 se presentó una nueva versión generada en alta definición.

El legado

Un sinfín de productos relacionados con la familia amarilla aparecieron en el mercado: playeras, accesorios, mochilas, figuras, videojuegos, incluso una edición especial de una consola en color amarillo. A pesar de que la serie era un éxito, los productores rechazaban la idea de realizar una película, y no fue sino hasta el año 2007 cuando llegaron a la pantalla grande con su primer largometraje The Simpsons: The movie, dirigida por David Silverman con música original de Hans Zimmer, la cual recaudó más de 528 millones de dólares, pero fue criticada por la prensa especializada y por muchos seguidores ya que la consideran simplemente un capítulo muy largo.

Un punto importante es la cantidad de celebridades que han participado en ella, prestando su imagen o voz, como el caso de Ron Howard, Mel Gibson, Tito Puente, Kim Basinger, Adam West, Elizabeth Taylor y Paul Mcartney, además de bandas como U2, Blink 182, The Ramones, Cipress Hil y Red Hot Chilli Pepers. También han contado con apariciones de personajes de la política como Fidel Castro, George W. Bush, Gorbachov, Bill Clinton y Nixon, éstos últimos con varias apariciones en la que son criticados por los demás personajes. El desaparecido Michael Jackson participó dando voz a Leon Kompowsky, un “loco” que se creía el afamado cantante en el episodio titulado “Papá está loco” de la tercera temporada, el rey del Pop sólo participó en los diálogos, ya que por cláusulas de su contrato con la disquera, le prohibían ceder su voz como cantante, así que se utilizó un imitador en las canciones, además de aparecer en los créditos bajo el seudónimo de John Jay Smith.

Esta familia nos deja un mensaje de unión, ya que a pesar de todos los conflictos que viven, sus diferencias, peleas y discusiones, siempre se llega a la conclusión de que, al final, la familia es lo único que tienes y que jamás te abandona. Por supuesto, siempre termina unida frente al televisor.

Homero

Es el jefe de la familia, y aunque estancado en un trabajo mediocre, el tiempo le da para poder salir a tomarse unas cervezas o tirarse en un sillón todo el fin de semana viendo la TV. Un papá despreocupado y poco conciente de los problemas de su familia, pero capaz de ayudarlos cada vez que sea necesario. Homero es el estereotipo del ciudadano americano que aprovecha sus derechos y rechaza las obligaciones. Es el personaje más popular de la serie e icono a imitar, sobrepasando la fama y protagonismo con que contaba Bart en sus inicios. El doblaje mexicano a manos de Humberto Velez le dio el impulso necesario para convertise en el ídolo de las masas.

Marge

La amiga, esposa y amante, la mamá incondicional que busca lo mejor para la familia. Una ama de casa que gusta de atender en su hogar y complacer a su esposo, aunque con el paso de los años su personaje se ha vuelto más liberal, haciendo con esto que la union familiar sea más fragil, pero al final siempre cae en cuenta del gran amor que tiene por su esposo e hijos. Considerada uno de los personajes animados más sexy, fue invitada por Playboy a posar para sus fans.

Bart

El primogénito, el niño rebelde que gusta de hacer travesuras y que odia la escuela. Como todo hermano mayor, goza de hacer enojar a su hermana, de igual forma, disfruta de hacer enfurecer a su padre. Por sus actitudes desafiantes ante la autoridad, Bart es considerado una mala influencia para la juventud: actos de robo, vandalismo, engaños y mentiras, todo lo que un niño de 10 años pueda hacer, se ha mostrado en la serie, pero siempre con la conclusión del arrepentimiento gracias al regaño o comprensión de su familia.

Lisa

La niña estudiosa, educada y soñadora e impopular, que siempre busca el porqué de las cosas. Trata de hacer siempre lo correcto esperando que los demás sigan el ejemplo.

Maggie

La bebé que refleja la inocencia y ternura en la familia. Sólo haciendo ruido con su inseparable chupón, con la expectativa de que diga más que sus dos primeras palabras: “Papi” y “Secuela”.