Lídia Jorge gana Premio FIL de Literatura en Lenguas Romances 2020

Camina de forma positiva la organización de la FIL 2020 para realizarla de manera presencial, informó el Presidente de la feria, Raúl Padilla López

249

La escritora portuguesa Lídia Jorge es la ganadora del Premio FIL de Literatura en Lenguas Romances 2020, otorgado por la Feria Internacional del Libro de Guadalajara y dotado con 150 mil dólares.

Anna Caballé, en su calidad de representante del Jurado del Premio FIL 2020 dio a conocer el fallo en favor de la escritora portuguesa nacida en 1946 y de quien se destaca en el acta del jurado:

“La altura literaria con la que su obra novelística retrata el modo en que los seres individuales se enfrentan a los grandes acontecimientos de la Historia” y “su forma de acercarse tanto a los temas tratados en su obra (la adolescencia, la descolonización, el lugar de la mujer, la emigración, los sujetos de la Historia…), como la presentación de los personajes que la protagonizan”.

“Se trata de una de las principales autoras en lengua portuguesa con una obra no sólo novelística, sino poética, ensayística y teatral, quien consiguió el respeto unánime de la crítica por la novela La costa de los murmullos (1988), escrita a raíz de su estancia en Angola y Mozambique en pleno proceso de descolonización”.

Conectada a través de una plataforma digital, Lídia Jorge narró que cuando le llamaron para notificarle que era la ganadora, “el cielo cambió a color azul, púrpura y oro”.

“Me siento feliz de pertenecer a una lista de autores cuyas obras son tan importantes. Este premio por las lenguas romances, que son lenguas que se dicen barrocas, metafóricas, lo que significa que es un pensamiento diferente. Los libros de estos escritores son diferentes de los anglosajones y este premio, que tuvo como patrón inicial a Juan Rulfo, ha abierto las ventanas de la imaginación y agrega a tantos escritores. Es una especie de arca de la alianza entre esta parte de Europa y América Latina”, declaró la novelista portuguesa.

Sus historias, dijo, provienen de la vida, y su escritura nace del suelo, del pueblo, de la gente que son sus vecinos: “Mi país, Portugal, es un país muy singular, y lo que yo hago es relatar de forma transfigurada, relatar una epopeya doméstica de mi país, ese cambio que ha ocurrido de una nación que se creía imperial y era pobre; todo eso durante los últimos 40 años ha sido tan fuerte para nuestro pueblo”, relató.

Señaló que cuando piensa en México, lo primero que se le viene a la mente son los muralistas, pero hay cuatro escritores que le han ayudado a comprender la literatura: Juan Rulfo, Carlos Fuentes, Octavio Paz y José Emilio Pacheco.

Añadió que las mujeres son quienes deben de hacer la diferencia, dejar atrás la visión masculina de la guerra: “Ellas pueden crear otra posibilidad de entendimiento, de arca de la alianza para la humanidad, para que el mundo se salve. Estamos cerca de destruir la vida humana. Desde Homero sabemos que la vida es una lucha permanente, pero hoy sabemos algo más importante: si continuamos como en los poemas homéricos, no vamos a sobrevivir y las mujeres lo deben decir, lo deben cambiar. Existe la necesidad de crear un arca de la alianza que nos pueda salvar”, sostuvo.

Agregó que, por fortuna, han aumentado las traducciones de autores portugueses y esto ha provocado que en el mundo se disfrute de estas obras en los últimos 30 años. Un ejemplo, dijo, es Fernando Pessoa, traducido en todo el planeta.

Hizo un llamado a comprar libros para que las editoriales, sobre todo las independientes, puedan reponerse del impacto económico de la pandemia del coronavirus, y revalorizar el papel de los editores, las librerías y toda esta cadena.

“La cultura es un bien público, como la salud, pero el libro es el producto más frágil en este momento. Sobre todo, los escritores latinoamericanos pueden tener reconocimiento social, pero muchos la pasan muy mal. Es momento de comprender esto”, concluyó.

El Presidente Ejecutivo de la Asociación Civil del Premio FIL de Literatura en Lenguas Romances y Presidente de la FIL Guadalajara, Raúl Padilla López, recordó que desde que fue entregado al chileno Nicanor Parra en 1991, este premio ha permitido tener acceso a la obra de grandes exponentes. En esta edición se recibieron 68 propuestas, de 18 países, en las cuales estuvieron representados 55 escritores y siete idiomas: catalán, español, francés, italiano, rumano, portugués y gallego.

“’La mente humana es el mejor poema del mundo, quien toque con una mano trémula el mejor poema del mundo toca a los seres humanos y en ellos, en su poderosa fragilidad, toca la luz de la mente’. Con estas palabras, el escritor mexicano David Huerta recibió este premio que este 2020, una vez que conozcamos el fallo, habrá llegado a su trigésima edición, reconocido a 30 autores cuyas obras encarnan, y cito de nuevo a David Huerta, ‘la inteligencia, la imaginación, la capacidad de discernimiento y las fuerzas de la crítica y el juicio’”, afirmó Padilla López.

Dotado con 150 mil dólares estadounidenses, el Premio FIL reconoce una vida de entrega a la literatura. Es convocado por la Secretaría de Cultura del gobierno federal, la Universidad de Guadalajara, el Gobierno de Jalisco, los ayuntamientos de Guadalajara y Zapopan; Bancomext, Arca Continental y Fundación UDG, que integran la asociación civil Premio FIL de Literatura en Lenguas Romances, con el apoyo de Montegrappa.

Padilla López añadió que la organización de la FIL 2020, a tres meses de la fecha, va muy bien; la respuesta de las editoriales confirmadas ha sido positiva. Recordó que además de Expo Guadalajara, habrá una sede alterna en el Centro Cultural Universitario y todo dependerá de los reportes epidemiológicos.

“Hay indicios alentadores. En México estamos ya en una especie de meseta, y en Jalisco mismo no ha habido mayor incremento de contagios y hospitalizaciones, así que estamos trabajando para llevar a cabo la feria a fínales de noviembre”, declaró.

Respecto a la participación del invitado de honor de este año, Sharjah, será a fines de septiembre cuando anunciarán en qué términos se confirma su presencia.

El Rector General de la Universidad de Guadalajara, Ricardo Villanueva Lomelí dio la bienvenida al anuncio público en que se dio a conocer a la ganadora.

“Este galardón será entregado en el marco de la Feria Internacional de Guadalajara. Para nuestra Casa de Estudio es motivo de orgullo que desde hace 29 años esta premiación constituye uno de los aspectos centrales de la FIL, la reunión más importante de habla hispanoparlante. El premio FIL de Literatura en Lenguas Romances se ha consolidado como un aspecto esencial en la promoción, difusión de la lectura de los escritores homenajeados cuyas obras se caracterizan por su creatividad, originalidad y universalidad”, subrayó.

Y añadió: “En este momento de confinamiento y restricción social que estamos viviendo todos, la literatura potencia los procesos cognitivos y afectivos asociados a nuestra imaginación y creatividad. Las letras son fuente de nuevas ideas que contribuyen a la solución de problema y diseño de productos a futuro y adquisición de conciencia necesaria en los momentos que estamos viviendo”.

Para saber:

Lídia Jorge (Boliqueime, Portugal, 1946)

Considerada una de las representantes más destacadas de las letras portuguesas, Lídia Jorge estudió Filología Románica en Lisboa y vivió en Angola y Mozambique durante las guerras de independencia colonial. Sus dos primeras novelas –El día de los prodigios (1980) y O cais das merendas (1982)– la situaron como una de las mejores autoras contemporáneas de Portugal. Desde entonces, su producción literaria, imprescindible para la literatura universal, la ha llevado a ser una persistente candidata al Premio Nobel de Literatura. Su novela O vento assobiando nas gruas (2002) le mereció el Grande Prémio de la Asociación Portuguesa de Escritores y el Prémio Correntes d’Escritas.

Jurado Premio FIL 2020

  • Anna Caballé
  • Mario Barenghi
  • Luminita Marcu
  • Anne-Marie Métailié
  • Rafael Olea Franco
  • Javier Rodríguez Marcos
  • Regina Zilberman