Las matemáticas no son sólo un asunto de “cerebritos”

Este 14 de marzo, en el día mundial que conmemora esta disciplina, es buen momento para reflexionar como las matemáticas estén presentes en nuestro día a día, sin que muchas veces nos demos cuenta

507
Fotos: Fernanda Velazquez | Gustavo Alfonzo

En las finanzas familiares, en la comida con los amigos, en la ruta que la aplicación móvil nos marca para llegar a casa, en el alza a los alimentos y la gasolina, en los juegos que jugamos desde el celular, en las predicciones del clima, en las películas que vemos en una plataforma de streaming; las matemáticas viven entre nosotros y nos ayudan en la vida cotidiana de manera constante e irrenunciable.

No hay proceso en nuestra vida en el que las matemáticas no sean las protagonistas de manera evidente o velada, afirmó Alfonso Manuel Hernández Magdaleno, jefe del Departamento de Matemáticas del Centro Universitario de Ciencias Exactas e Ingenierías (CUCEI).

“Las matemáticas siempre las hemos traído a un costado en cualquiera de las ciencias. Para las ingenierías, para los de astronomía, para quienes hacen medicina las matemáticas siempre están presentes. Nos hemos acostumbrado tanto a vivir con ellas que a veces no nos damos cuenta de que están ahí”, indicó.

La UNESCO designó el 14 de marzo como el Día Internacional de las Matemáticas, con la intención de darle a esta disciplina el lugar que le corresponde en el mundo y a la manera en cómo une no sólo a diversas disciplinas del conocimiento, sino a las realidades de un mundo complejo como el que vivimos.

Para ejemplificar la importancia de esta área del conocimiento, el académico recordó que durante la pandemia del COVID-19, antes de que las vacunas fueran una realidad, los expertos realizaron un modelo matemático para saber cómo se expandiría el virus por el mundo en diversos escenarios, lo que ayudó a la Organización Mundial de la Salud y a los gobiernos a disponer medidas preventivas.

Las matemáticas son un lenguaje que nos une. Todos los datos que manejamos nos unen como seres humanos. Una persona que va al mercado a comprar alimentos está conectada con un productor al otro lado del mundo gracias a las matemáticas”, aseguró.

Dijo que las matemáticas no son sólo un asunto de “cerebritos” o de personas con un coeficiente intelectual alto, sino que toda persona puede aprenderlas y desarrollarlas.

“Hay que empezar poco a poco para lograr lo que se llama una madurez matemática, resolver problemas cada vez más complejos como si se tratara de un taller o de una disciplina física. Practicar diario las matemáticas para lograr la madurez, de tal manera que se pueda manejar este lenguaje específico para poder hablar con otros profesionales no sólo de las matemáticas, sino de otras ciencias. Es importante motivar a los niños desde un inicio para que sepan elegir si les gusta y cómo aplicarlas”, indicó.

 Para saber

La licenciatura en Matemáticas de la UdeG cuenta con 222 alumnos. Desde 1980 han egresado cerca de 800 profesionales; aunque desde el año 2010 el número de egresados por semestre es mayor, con un promedio de 60 en cada ciclo.