La naturaleza como aliada

419
TXG70905142. Elementos de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal de Tapachula, Chiapas, iniciaron la evacuación de cientos de personas, luego de que en la tarde de éste miércoles se registró una intensa lluvia previo a la llegada el huracán "Félix" a territorio chiapaneco. NOTIMEX/FOTO/IDELFONSO OCHOA/FRE/DIS/

Una de las razones por las que se eligió este tema, según adelantó su organizador, Arturo Curiel Ballesteros, investigador del Departamento de Ciencias Ambientales, del CUCBA, tiene que ver con la necesidad de identificar los desastres que se están presentando; por ejemplo, las causas por las que este año en Jalisco murieran más de 30 personas arrastradas por corrientes de agua.
Según el investigador, todo tiene una explicación en términos de no cuidar la salud de los ecosistemas, que repercute en desastres. Por ello, en el foro habrá conferencias para analizar cómo el deterioro de los ecosistemas afecta, y está vinculado con desastres como el de Tabasco, y cómo, cuando se hace una contaminación en las grandes ciudades, no sólo se afecta a la salud de sus habitantes, sino también a la de los ecosistemas circundantes.
Â
Malas decisiones provocan desastres
Curiel Ballesteros aclaró que, desde su óptica, y de acuerdo a investigaciones científicas, muchos desastres no son naturales, sino provocados por malas decisiones culturales. “La idea es reconocer que, si bien hay fuerzas naturales, una cosa es que exista la amenaza, y otra, nuestros niveles de vulnerabilidad; nuestra exposición es cada vez mayor, pero hay maneras de prever consecuencias catastróficas”.
Lo que resulta importante es tomar conciencia de que la humanidad no estará segura mientras no lo esté el ambiente en que vivimos. Por un lado, está la parte de la integridad en el caso de la salud de las personas; por otro, la integridad ambiental, y uno más, el que tiene que ver con la integridad del patrimonio, “y cuando no abordamos la parte de la seguridad ambiental, las consecuencias son en términos desastrosos”. Hay miles de vidas humanas que se pierden por estas causas, y también, mucho del patrimonio que a la gente le ha costado construir.
Por este motivo, la gente debe conocer las causas o las raíces de los desastres y las clases de riesgo, para luego entrar a una fase en que se trabaja por evitarlos.
Â
¿Cuales son los mayores riesgos para Jalisco actualmente?
Ya se dijo que Jalisco es la síntesis de México, y cada vez estoy más de acuerdo con esa opinión. En ese esquema, podemos decir que Jalisco tiene todos los tipos de riesgos que puedan presentarse en el mundo. Si hablamos de riesgos geológicos, toda la parte de la Costa, Ciudad Guzmán y eventualmente Guadalajara, está sometida a riesgos sísmicos; si hablamos de volcanes, tenemos al más activo que hay en México, el Colima; si son riesgos de carácter sanitario, hay problemas de contaminación de agua, aire, y alimentos. También tenemos riesgos relacionados con agua; cada vez hay más huracanes, inundaciones y crecidas de ríos. De igual forma están los socio-organizativos. Somos una sociedad donde muere regularmente cada año, medio millar de personas atropelladas o en accidentes viales que se pueden evitar; y los otros, que son los químico-tecnológicos; como tener cerca sustancias químicas que han ocasionado desastres en el mundo.
El investigador agregó que los cambios climáticos nos deben preocupar a todos, ya que la intensidad de los huracanes está provocada por una serie de emisiones contaminantes; los riesgos geológicos tienen que ver con la forma en que nos exponemos a ellos, es decir, cómo ubicamos nuestras ciudades, y la forma en que nos educamos para saber cómo actuar en determinado momento. Pero principalmente “queremos comentar los riesgos sanitarios y los hidro-meteorológicos, que están fuertemente asociados a la parte de cómo tratamos a los ecosistemas circundantes. Queremos realmente preverlos, y para ello, debemos voltear, ver, y procurar el aspecto de la salud y la estabilidad de los ecosistemas”.
El objetivo del foro es que la sociedad considere este enfoque de riesgos, que están siendo provocados, de alguna manera, por actividades culturales, y que se reconozca que  pueden disminuir o evitarse. La idea es recapitular la experiencia de gente que ha estado trabajando estos temas como pioneros.
Entre los especialistas convocados, se contará con la presencia de la mujer que más tiempo ha estado investigando el efecto de la contaminación de los bosques; las personas dedicadas a estudiar las consecuencias de la inundación en Tabasco, y colombianos que han investigado el enfoque de riesgos, y cómo el comportamiento humano es lo que ocasiona los desastres, más que la misma naturaleza.
 El foro a realizarse el 1 de diciembre en el salón “Elías Nandino”, del Centro de Negocios Expo Guadalajara, será el punto de partida para la realización de otros eventos de este tipo que se presentarán de manera mensual, hasta octubre de 2008, y que serán preparatorios al Congreso mundial de conservación, que se realiza cada cuatro años, y que se efectuará el próximo año en Barcelona, España.