La ciudad y sus desafíos

411

Hablar de grandes metrópolis es referirse a problemas de movilidad, de crecimiento urbano desordenado, de falta de planeación y de ausencia de coordinación gubernamental para atender estos problemas. Nayarit, Nuevo León, Guanajuato, el Estado de México y Jalisco no son sólo algunos de los estados más desarrollados de la República mexicana. Tienen algo más en común: carecen de una legislación eficaz que regule su crecimiento.
En el Encuentro Nacional Metropolitano 2009: ‘Hacia una política nacional de desarrollo metropolitano’, organizado por la Universidad de Guadalajara en coordinación con el Senado de la República, el gobierno y el Congreso de Jalisco y la Asociación Intermunicipal de Guadalajara, representantes de los estados antes señalados plantearon diversas soluciones a los problemas de desarrollo metropolitano.

La Guadalajara caótica de hoy
La Zona Metropolitana de Guadalajara (ZMG) cada año crece lo equivalente al municipio de Puerto Vallarta, mientras que las localidades ubicadas en la Región del Norte del estado cada día están menos habitadas. Víctor Manuel González Romero, secretario de Planeación del Gobierno de Jalisco, señaló que la población de esta zona ha disminuido debido a la migración hacia la Región Centro. “En 1950, de las 12 regiones, la del Centro (que es en donde está Guadalajara más otros nueve municipios), representaba el 32 por ciento de la población. En 1970 crece la población y la Región Centro representa el 49 por ciento. Actualmente esta zona representa el 63 por ciento”, dijo González Romero y añadió que Guadalajara ya es 20 veces más grande que Puerto Vallarta. El resultado de este crecimiento negativo podría provocar que en los próximos años, el 73 por ciento del total de habitantes de Jalisco pudieran vivir en la ZMG. “En términos relativos Guadalajara está creciendo casi un Puerto Vallarta cada año”.
Uno de los resultados negativos de este crecimiento es la multitud de automóviles en la urbe, problema que para el Secretario de Planeación de Jalisco no tiene solución. “No hay dinero en el mundo que alance para solventar los problemas que nos van a causar el crecimiento de los automóviles. Si creen que la movilidad en Guadalajara es mala, la buena noticia es que es la mejor que vamos a tener de ahora al futuro. Es imposible que se mejore, esa es la realidad”.
Las soluciones estratégicas que se propone el Gobierno del Estado están enfocadas en la logística y movilidad. El tren suburbano, vialidades de flujo continuo, terminar el periférico y activación de vialidades como López Mateos y Lázaro Cárdenas, son algunas soluciones que detalló González Romero.

Deficiente planeación urbana a nivel nacional
El Estado de México, la segunda metrópoli más grande del planeta y la primera en problemas de movilidad, enfrenta dificultades que están basadas en la falta de planeación. El secretario de Desarrollo Metropolitano del gobierno del Estado de México, Alfonso Navarrete Prida, señaló que cada día se suman a la población de esta ciudad de mil a mil 100 personas, lo cual sumado a la ausencia de planeación arroja un fuerte reto que para cumplirse requiere de cambios. “La nueva realidad metropolitana requiere transformaciones en el ámbito jurídico, presupuestal, administrativo, financiero y en el diseño y ejecución de políticas públicas, además de una nueva cultura metropolitana de sus habitantes”.
Navarrete Prida propuso la creación de una Ley general de desarrollo metropolitano, solución en la que coincidió Felipe Prado Hopfner, secretario de planeación del gobierno de Nayarit. Prado Hopfner explicó que los gobiernos de Nayarit y Jalisco trabajan en un proyecto metropolitano para la zona interestatal de Puerto Vallarta-Bahía de Banderas que pretende establecer una estrategia única de desarrollo. Para el funcionario de Nayarit, trabajar de manera integral provocaría que a lo largo de estos corredores físicos costeros se integren ciudades pequeñas dedicadas a temas específicos como educación, salud, cultura, abasto comercial, servicios turísticos especializados. “Impulsar la creación en México de un nuevo metropolitano regional”, propuso Prado Hopfner.
Además, Juan Ignacio Barragán Villareal, presidente de la Agencia para la Planeación del Desarrollo urbano del Gobierno de Nuevo León advirtió que Monterrey y Guadalajara son ciudades que están sufriendo una dispersión humana que radica en una ciudad ineficiente. “La ineficiencia nos está pegando en el incremento de los costos de los servicios e infraestructura, por lo menos en Monterrey hasta 50 por ciento en los últimos seis años. Ha generado una movilidad lenta y caótica y desperdicio del equipamiento de las áreas centrales”.
Por su parte, Horacio Guerrero García, director del Instituto de Planeación del gobierno de Guanajuato comentó que las ciudades mexicanas enfrentan otras dificultades como la exclusión social, falta de gobernabilidad, visión inmediatista de los gobiernos en turno, destrucción de áreas ecológicas, segregación y pobreza.
Para Guerrero García, el principal problema que enfrentan las ciudades es la falta de participación ciudadana. “Se ha convertido en solo un mecanismo de consulta pública cuando en realidad no hacemos que la gente se apodere de los proyectos de desarrollo local. La responsabilidad del desarrollo no es exclusiva del gobierno”.