Jessie Evans

1227

Como si fuera una singular Ninón Sevilla, una diosa rumbera que pone a bailar al más tibio, la estadounidense Jessie Evans alimenta su actual propuesta por el surrealismo, la música electrónica y un discreto, pero efectivo paseo por el mambo. Seducida por el cabaret, radica desde hace siete años en Berlín, Alemania, lugar donde ha logrado cimentar una carrera al lado del baterista Toby Dammit (Iggy Pop). Is it fire? es su álbum más reciente, un trabajo en el que participó el músico mexicano Pepe Mogt, miembro fundador de Nortec, y que pone de manifiesto la versatilidad de esta cantante y saxofonista. Jessie Evans formó parte del cartel musical en la pasada Feria Internacional del Libro de Guadalajara. Su presentación confirmó un estilo lleno de libertad y sensualidad. Tras unas vacaciones por Cuba, editará su próximo material discográfico, una grabación que incorporará música disco y reggae.

Berlín
Me trasladé a Berlín por su pasado. Por una atracción en la música de los años treinta y los sonidos de los noventa. Por estilos como el cabaret. No obstante, la situación cambió. Ahora la escena es principalmente de pinchadiscos. Pienso que en Estados Unidos no respetan a los músicos. En cambio, Europa es diferente. Sientes que logras contribuir en algo. La cultura tiene mayor presupuesto y, realmente eres un artista. Algo que distingue a Berlín es su tristeza y su vergí¼enza. Las personas han sobrevivido a situaciones fuertes, pero… esta parte tiene su lado hermoso.

Punk vs beat
De alguna manera siento que continúo en la música punk, aunque no me interesa la escena actual. Inicialmente quería hacer música disco, con tintes duros y sucios. Imaginé que siempre tendría las mismas metas, pero cantar en cabaret significó adentrarme en la oscuridad y el drama, así que empecé a trabajar en ello, con una intención más sencilla e inocente. No estoy interesada en hacer música complicada. Todo es una evolución natural, que me permite desarrollar una parte estable, especialmente en mi voz y forma de tocar el saxofón. Desde esa parte sólida diseño los beats. Mi trabajo más reciente está casi finalizado e incluirá estos elementos.

Sensualidad
En el rock and roll siempre está presente la sensualidad: es totalmente sexy. Se trata de estar en conexión con el mundo. Me agrada transmitir esa sensación en el escenario. En algunos instantes, mientras toco, las personas comienzan a cachondear. Esa es una satisfacción para mí.

Is it fire?
Es un álbum que tiene bastante de México. Aquí se grabó, con la producción de Pepe Mogt, del colectivo Nortec. México es hermoso. Las personas son bellas y aprecian las cosas importantes de la vida, por ejemplo: la música y el amor. Cosas significativas para mí. En este disco trabajé con acordeón, y también en mejorar mi español. Siento que en cada álbum descubro algo nuevo. Esta es la escuela en la que estoy interesada, en la escuela de la vida.

Performance
Es algo natural. Me gusta ofrecer buena energía a las personas. Lo principal es lograr cercanía con la audiencia, porque siento que la cultura de internet y la televisión, es triste, no es natural, es distante. Las personas necesitan sentir vida, que haya una conexión. Es por eso que trato de crear un juego. Creo que mi talento principal reside en ello. No soy el mejor músico o la mejor bailarina, pero trato de brindar siempre un buen carácter. Trato de unir a las personas y hacerlas sentir incluidas. Quiero tener a la gente cerca. Que pasen una celebración real, un ritual.

Artículo anteriorDr. Fanatik
Artículo siguienteEl salario mínimo