Hiram Ruvalcaba, Premio Nacional de Cuento José Alvarado

El académico del Centro Universitario del Sur obtuvo el reconocimiento por su libro “Padres sin hijos”

223
Fotografía: Adriana González

Ocho cuentos que tienen como temática común la paternidad y que están agrupados bajo el título Padres sin hijos, del escritor Hiram Ruvalcaba, ganaron el Premio Nacional de Cuento José Alvarado 2020, que organiza la Universidad Autónoma de Nuevo León.

El libro aborda cómo se construye o destruye la paternidad, y fue escrito en el lapso de siete meses.

El tema de la paternidad no es nuevo en la literatura. Pedro Paramo es una novela sobre la relación entre un padre y un hijo, por ejemplo, explica el autor y agrega que siempre le ha llamado la atención esa temática, y aún más desde hace dos años que nació su hijo Josué, cuando empezó a reflexionar sobre el mismo.

Producto de sus reflexiones son los ocho cuentos ganadores, que fueron escogidos por el autor entre un conjunto de más cuentos para incluirlos en su libro debido a que tenían unidad.

El jurado decidió elegir como ganador Padres sin hijos, por el amplio dominio de la estructura cuentística que demostró el autor, así como el uso preciso del lenguaje narrativo y por exponer una radiografía literaria de la situación actual del país, logrando una serie de relatos sólidos, fluidos y emotivos que establecen empatía con el lector desde las primeras líneas.

Después de revisar 153 trabajos, los integrantes del jurado del Premio Nacional de Cuento José Alvarado 2020: los escritores Eduardo Antonio Parra, Ofelia Pérez-Sepúlveda y Margarito Cuéllar, decidieron por unanimidad la obra ganadora.

Hiram Ruvalcaba nació en Ciudad Guzmán, en 1988. Es licenciado en letras hispánicas por la Universidad de Guadalajara (UdeG), maestro en  estudios de Asia y África por El Colegio de México. Es académico en el Centro Universitario del Sur (CUSur) y alumno del doctorado de Humanidades, del Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades (CUCSH).

Fue ganador de los Juegos Florales de Lagos de Moreno, en 2016, con el libro de cuentos Me negarás tres veces; los cuentos bajo el título La noche sin nombre, obtuvieron el Premio Nacional de Cuento Joven Comala, en 2018, y Los niños del agua, el Premio Nacional de Crónica Joven Ricardo Garibay 2020.

¿Dónde se desarrollan los cuentos de Padres sin hijos?

Yo tengo una zona literaria muy delimitada que se llama Tlayolan, el antiguo nombre de Zapotlán el Grande. Para no meterme en un espacio muy amplio, decidí hacer lo que Juan Rulfo  con Comala o Gabriel García Márquez con Macondo, y crear mi propio espacio geográfico que se llama Tlayolan, y todos mis cuentos ocurren ahí.

¿Qué zonas abarca Tlayolan, ya que por ejemplo se dice que Comala en realidad es todo el Sur de Jalisco?

Tlayolan es Zapotlán y sus alrededores. Hay cuentos que ocurren en Sayula, otros en Zapotiltic, o en otros lugares. Cuando los estoy escribiendo pienso en alguna calle que yo vi, por ejemplo en Huescalapa, en Autlán tuve algunas ideas para un cuento, y yo los introduzco en mi espacio geográfico que es Tlayolan.

¿En qué épocas se desarrollan?

 Los cuentos los ubicaba en nuestros tiempos, desde el 2015. Hay personajes que usan pantallas planas y celulares inteligentes.

¿Cómo se siente de haber ganado este premio?

En lo particular, me gustó haber ganado este premio que otorga la Universidad Autónoma de Nuevo León, ya que el norte del país ha sido una gran escuela para los narradores mexicanos, y si este premio es norteño es una gran noticia.