Genaro Solórzano

743

León Alado es una hoja de poesía que produce Genaro Solórzano y es una segunda etapa de lo que antes fue Poetas y escritores humanistas, que se editó por algunos años. Pero inspirado en el libro de Silo, El día del león alado, “decidí cambiarle el nombre al tríptico de poesía”. La obediencia natural del poeta lo lleva a las calles a vender, entre el mar de autos de esquinas como Federalismo y López Cotilla, allí Genaro puede “hacer público lo que escribo y otros escriben”, pues su prioridad es “compartir con otros la poesía”. Para este bardo de las calles de Guadalajara, la poesía es “un acto interno y confesional”, sin embargo “a veces hay que compartirla para aminorar la carga de la alegría o la tristeza”. León Alado es una edición mensual “que ha sido muy bien aceptada, puesto que la gente me felicita y hasta me ha pedido autógrafos y me solicita números atrasados…” El tríptico no tiene un precio establecido, “es lo que la gente quiera y pueda dar”.
En el número 59 de la edición alada, Solórzano publicó: “Sobre/ el silencio,/ cuando la/ oscuridad/ es negro terciopelo;/ como/ última nota/ al caer/ al sueño…/ derramo tu nombre.”

Encargo
He tenido, a lo largo de estos años, comentarios muy diversos. Va desde lo muy cómico hasta lo muy crítico y lo elogioso. En alguna ocasión se me acercó una persona para pedirme si podría escribirle unos poemas para su esposa. La propuesta me sorprendió, le di mi correo para estar en contacto. Pero me surgió de pronto el conflicto: no supe cómo escribir un poema para una persona que no conocía. El encargo me llevó a una crisis, pues carecía de elementos para poder acercarme, de manera poética, a la mujer. Consideré que era a este señor al que le correspondía desarrollar el texto. Hasta ahora no he podido resolver el asunto, espero contactar al señor para explicarle mis motivos de no poder hacerlo…

Vivir(la)
La poesía, contrario a lo que muchos afirman, a mí me da para vivir. Es un complemento económico y contradice a aquellos que dicen que no se puede vivir de ella.

Calle
La gente me pregunta “¿Por qué los artistas tienen que salir a las calles?”. Yo respondo: “Si la gente no va al arte, el arte tiene que ir a la gente”. Yo intento, en un trato muy amigable, cálido y cercano, que la gente sienta al artista (al poeta) como cualquier ser humano.

Cruce
León Alado surge en 2006, y ha tomado diversas esquinas de la ciudad. Mis espacios son la zona centro, Providencia, Plaza del Sol, avenida México, la colonia Moderna, pero generalmente en Federalismo y López Cotilla, donde comencé. Y a la gente le ha dado en llamarle la esquina cultural, yo estoy en ese cruce desde 1998.

Escribir
Nací en 1970 y escribo desde los 17 años; fue hasta 1996 que asistí a un taller de poesía en el Centro Humanista de la colonia del Fresno, allí me acerqué más a la poesía y desde entonces la ejerzo a plenitud…

Alado
La misión del León Alado es la difusión de la poesía, y con ello también, el humanismo, el nuevo humanismo y la no violencia. La poesía es para mí el resumen de las expresiones del ser humano, que refuerza la fe en el hombre en este tiempo tan oscuro por el que atraviesa la humanidad. La gente prefiere siempre los poemas amorosos, es lo que en verdad toca.