Producen alumnos de CUAltos gel antibacterial natural

Biorgánica, compuesto con elementos naturales, aceites e ingredientes que no hacen daño, puede eliminar hasta un 99.99 por ciento de virus y partículas

2479
Fotografía: Cortesía CUAltos

Cinco alumnos del octavo semestre y dos profesores de la licenciatura en Negocios Internacionales, del Centro Universitario de los Altos (CUAltos), crearon un gel antibacterial a base de ingredientes naturales, cuya patente está en trámite para que pueda ser comercializada.

El coordinador del Centro de Investigación en Innovación para las Organizaciones (CIIO), Guillermo José Navarro del Toro, dijo que trabajan en este proyecto desde enero pasado, impulsados por la pandemia y por la conveniencia de recurrir a elementos naturales.

 “El gel antibacterial tiene sus desventajas. A la larga hay un desgaste de la piel de las manos, porque el alcohol provoca un tipo de deshidratación. Eso nos preocupó y decidimos poner manos a la obra y realizar un proyecto denominado Biorgánica, compuesto con elementos naturales, aceites, ingredientes que no hacen daño y que puedan eliminar hasta un 99.99 por ciento de virus y partículas. Esto ya se comprobó y se hizo un análisis químico de los ingredientes”.

Fotografía: Cortesía CUAltos

Además de la protección antibacterial, este producto ofrece diversos beneficios por sus ingredientes naturales que humectan, ayudan a que la piel se vea bien y a que esté protegida contra cualquier virus.

“Los jóvenes ya están trabajando en la patente de este proyecto. Se les está apoyando con los documentos que tienen que entregar y les estamos dando todas las facilidades. Esperemos que esté lista a principios del próximo año, para empezar a comercializar el producto. Queremos que los jóvenes tengan un proyecto protegido. No queremos dar un paso sin tener la certeza, seguridad de que lo que hagamos esté bien hecho, protegido y que no vaya haber alguien que se pueda adelantar”.

Dijo que el gel antibacterial ha despertado el interés de empresarios de la región, que quieren apostarle dinero al proyecto.

“Queremos esperar a la patente y que los jóvenes se vuelvan los próximos empresarios, porque lo que está haciendo el CIIO es proyectar este tipo de micronegocios, para que se vuelvan empresas reales, que generen empleo y economía”.

Con este proyecto el CUAltos está participando en dos concursos: el Premio Estatal de Ciencia, Tecnología e Innovación y otro convocado por la Asociación Nacional de Facultades y Escuelas de Contaduría y Administración, de los cuales esperan buenos resultados.

El académico informó que vienen más proyectos encaminados a la salud, alimentación, desarrollo de la región.

El CIIO realiza una ardua labor para lograr que los alumnos no solamente desarrollen proyectos en el área escolar, sino que buscan que estos se conviertan en empresas, se consoliden y tengan un alto impacto en la región.

Experiencias de vida

María Guadalupe Corona Villalobos es una de las estudiantes participantes en el proyecto. Recordó que el inicio fue parte de la materia de Emprendedores y lo continuaron en la materia de Desarrollo, donde a pesar de los problemas por la pandemia, siguieron trabajando y haciendo pruebas a distancia.

“Todos hemos aportado mucho. Tenemos conocimientos, disponibilidad. Obviamente cuesta más trabajo, porque es algo adicional a desarrollar por fuera de tus actividades, pero ha sido muy padre, una experiencia muy bonita. Queremos llevarlo hasta donde se pueda y venderlo. Nos falta mucho camino por recorrer, pero estamos entusiasmados. Ha sido mucho trabajo, pero ha sido muy gratificante”.

La universitaria, quien es madre de familia y tiene una hija de 10 años, explica que en su caso la experiencia ha sido un poco diferente, por la cantidad de responsabilidades que tiene y porque considera que ingresó un poco tarde a la escuela.

“Al principio para mí, por toda la carga de cosas que tenía, fue complicado, pero conforme fue pasando el tiempo me di cuenta que hice lo correcto. Siempre quise estudiar esta carrera y estoy muy contenta. Tengo muchos proyectos y esto es una opción que se adaptaría más a mis actividades. A veces tenemos miedo a emprender, pero es una oportunidad muy padre. Ojalá y los compañeros que vengan atrás de nosotros, tengan la oportunidad de empezar a desarrollar cosas”.