Evaluar para mejorar: Prueba Enlace 2012

637

Una de las premisas de los gobiernos es la mejora de la calidad de los servicios que ofrece, en donde la agenda educativa se constituye como la punta de lanza para lograr el desarrollo de cada país. Un sistema educativo de calidad implica excelencia y equidad en los servicios de los centros escolares, mediante una infraestructura adecuada, administrativos y directivos preparados y docentes capacitados, porque son los que finalmente hacen efectivos en la realidad del salón de clases, los planes y programas establecidos por la Secretaría de Educación (SEP) o los subsistemas educativos, lo que es el caso del nivel medio superior.
Para “mejorar la calidad de la educación media superior (EMS) en todas sus dimensiones, subsistemas, modalidades y planteles, y rendir cuentas a la sociedad sobre el funcionamiento de la educación, mediante mecanismos transparentes, en beneficio de todos los sectores interesados”1, la Secretaría de Educación Pública estableció pruebas de diagnóstico, estructuradas con reactivos de opción múltiple, que se aplican desde 2008 a todos los estudiantes del último ciclo del bachillerato y que buscan medir las competencias disciplinares básicas en aspectos como la comprensión lectora y las matemáticas. Para el caso de Enlace se reconoce como “…una prueba por objetivos y estandarizada; por su diseño, la evaluación es criterial y se considera de bajo impacto.”2
El Sistema de Educación Media Superior, de la Universidad de Guadalajara (SEMS-UdeG), ha sido parte de estos procesos de diagnóstico desde hace cinco años, en que los resultados obtenidos en habilidad lectora y matemática han mejorado a través del tiempo. Como ejemplo, menciono que en la Prueba Enlace 2010, el SEMS-UdeG tuvo, independientemente de la modalidad educativa, un 15.04 por ciento de alumnos con dominio bueno o excelente en habilidad matemática, mientras que en 2012, el 31.72 por ciento de los estudiantes evaluados alcanzaron el mismo nivel de dominio, una diferencia positiva de 16.68 puntos porcentuales en tan sólo dos años.
Caso similar se presenta en la habilidad lectora, ahora llamada competencia comunicativa, en que el SEMS-UdeG ha destacado en la entidad por sus buenos resultados, si bien en este año tuvimos un descenso con respecto a los resultados alcanzados en 2011 de 1.2 por ciento de estudiantes con nivel de desempeño bueno y excelente. Comparado con 2010, la diferencia es positiva en un 0.4 por cierto.
Conviene señalar que con respecto a este rubro el descenso a nivel nacional en los mismos niveles de dominio entre 2011 y 2012 fue de tres puntos porcentuales, en tanto que a nivel estatal la disminución fue de 1.5, cifras superiores a las presentadas por el SEMS.
Es importante señalar que la comparación en el estado de Jalisco debe hacerse con base en el número de alumnos de cada escuela y sus resultados particulares, más allá del subsistema al que pertenecen, toda vez que el universo de estudiantes de nuestra casa de estudios es tan diverso como lo son las distintas regiones de la entidad y la república mexicana, por lo que ante la desigualdad y heterogeneidad existente sería aberrante hacer comparaciones lineales.
Los resultados de la Prueba Enlace muestran una radiografía de las grandes disparidades existentes, por lo cual se deben considerar las diferencias en cuanto al tipo de sostenimiento, modalidad educativa, grado de marginación y pobreza de la localidad donde se ubica la escuela, entre otros factores que influyen en el nivel de desempeño alcanzado por cada estudiante.
También se ha de reconocer la labor de los docentes, que a pesar de estar determinados por el ambiente e infraestructura de las instituciones en las que trabajan, así como por el de-sempeño previo de los alumnos que reciben, se esfuerzan por establecer las estrategias didácticas pertinentes a las características y necesidades específicas que muestran los estudiantes en el aula para guiarlos hacia el logro de las competencias contenidas en el perfil de egreso del bachillerato.
Es oportuno señalar que el ambiente familiar juega un papel importante en los niveles de desempeño de un estudiante, por lo cual se requiere que los padres inculquen en sus hijos el gusto por la lectura y el amor por la ciencia, para lograr una mayor motivación y mejor formación de los jóvenes y que éstos, al egresar, tengan mayores oportunidades de futuro.

1CENEVAL, 2012. Manual para Docentes y Directivos 2012. Evaluación Nacional de Logro Académico en Centros Escolares de Educación Media Superior (ENLACE MS). p. 3
2 ídem, p. 12