Escribir en un mundo loco

510
Ant—nio Lobo Antunes, escritor. 23 de Janeiro de 2008, Lisboa.

Es considerado una de las voces más creativas de la literatura contemporánea. Sus experiencias en el campo de la psiquiatría y el haber participado por más de un año en la guerra de Angola como médico militar le han servido de inspiración al escribir sus obras. Es autor de más de una veintena de libros y siempre ha dicho que “escribir es muy difícil y cada vez me resulta más complicado hacerlo”. Es el portugués António Lobo Antunes, Premio FIL de Literatura en Lenguas Romances 2008, quien al saberse ganador expresó: “Seis premios este año, hasta septiembre, es demasiado. Qué divertido. No se lo digas a esa gente, pero el mundo está loco, yo sólo escribo. Qué raro es todo”.
Lobo Antunes nació en Lisboa en 1942. Es médico con especialidad en psiquiatría. En diversas entrevistas a medios de comunicación de todo el mundo, el escritor (quien también ha sido candidato al Nobel de Literatura), ha dejado clara su pasión por la escritura. “Me da la impresión de que todos [los libros] son escritos por la misma persona. Son historias bien hechas, en general, y a mí no me gustan las historias bien hechas. Me gustan personajes con densidad. Me gusta la gente que es como una guerra civil en su interior. Gente con quien puedes tener una lucha, en el buen sentido, claro. Me gusta la gente que se hace el haraquiri y que deja su sangre y la mezcla con la tuya como en un pacto.
”Hay una maquinaria invisible detrás de cada página, una maquinaria que el lector no ve, y no debe verla, porque si la ve, el libro ya no es bueno. Y esa maquinaria sólo funciona gracias a una cosa: trabajo. El trabajo es el que te permite hacer creíble el relato, vertebrarlo, enlazar sus elementos, organizar la obra, porque si sólo hablamos de emociones en estado bruto, ¡vaya caos! ¿El duende? Bah, sólo creo en el trabajo. Es como si el libro se hubiera hecho malgré moi [a pesar mío]. Eso es, a menudo mis libros se hacen solos, a pesar mío. Un libro nunca pertenece del todo a su autor”.
Durante el anuncio del ganador del Premio FIL —antes conocido como Premio Juan Rulfo—, Antunes habló sobre la máxima obra de Rulfo: “Pedro Páramo ha sido un libro muy importante para mí. Sin embargo, después de varias veces que lo había leído no comprendía nada. No comprendía nada porque solamente cuando leí la edición crítica que decía que todos estaban muertos, entonces todo se tornó claro para mí. Es una obra muy curiosa, porque es un libro único en la literatura del mundo”.
Para Dulce María Zúñiga, coordinadora de la Cátedra Latinoamericana Julio Cortázar, premiar a Lobo Antunes significa reconocer a una literatura inteligente. “Una literatura que trabaja mucho a nivel del lenguaje, del símbolo, a nivel de la exploración del ser y de la exploración interior. Es una literatura absolutamente brillante que requiere de un lector inteligente”. Agregó que su profesión de psiquiatra está reflejada en sus obras. “Lobo Antunes escribe de una forma que deslumbra a nivel de las frases, pero también deslumbra a nivel de la anécdota, a nivel de la fábula. Creo que es un escritor muy completo, muy lúcido ya que explora también en la profundidad de la mente humana”.
Zúñiga enfatizó que no hay quien opine que el premio ha sido mal concedido. “El nivel literario de Lobo Antunes, la calidad que exhibe en su obra que es muy vasta, es un nivel altísimo literariamente hablando, es un escritor muy trabajador que pule sus textos. Es el mejor premio que ha podido dar el jurado del año 2008. António Lobo Antunes es un autor que sin duda pasará a la posteridad”.
En otras entrevistas, Lobo Antunes, quien Junto con José Saramago es el autor porrtugués más traducido fuera de su país, ha comentado que “un libro se acaba ahí, sólo en el momento en el que tu mano se queda feliz, y no antes. También hay otro síntoma, que no sé explicar bien, pero consiste en que el libro no quiere que lo trabajes más… si lo corriges más o lo rehaces, te repele. El libro perfecto es ese que parece escrito sólo para ti. A mí me ha pasado con Chéjov; lo leía y pensaba: es sólo mío. Sentía celos. Compartirlo con otros lectores era como si compartiese a una mujer”.
El escritor será una de las principales figuras de esta edición de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara. El Premio FIL de Literatura en Lenguas Romances 2008, António Lobo Antunes dice que espera “tener libros para unos 200 años y que Dios me de tiempo para escribirlos”.

Entrega del Premio FIL de Literatura en Lenguas Romances
Presentador: Robert Weil
Fecha: Sábado 29 de noviembre de 2008, 11:00 horas
Lugar: Auditorio Juan Rulfo, planta baja, Expo Guadalajara