Enrique Blanc

207
Guadalajara. Jalisco. MŽxico. Viernes 22 de Mayo del 2009. Entrevista Enrique Blanc . JosŽ Mar’a Mart’nez

Después de cinco años de su aprobación, finalmente se constituyó el Consejo Municipal para la Cultura y las Artes, organismo que se encargará de brindar asesorías, opiniones y sugerencias a la dirección general de Cultura de Guadalajara. El Consejo también podrá indicar a dicha dependencia medidas y acciones referentes a la promoción, preservación, difusión de la cultura y las bellas artes en la ciudad.
El Consejo Municipal para la Cultura y las Artes está integrado por especialistas en los renglones de música, teatro, literatura, danza, artes plásticas, cine y video, culturas populares e indígenas y promoción cultural.
Conversamos con el periodista y coordinador de programación de Red Radio Universidad de Guadalajara, Enrique Blanc, quien representa a este Consejo Municipal en el área de música.
Para Blanc, una verdadera política cultural es aquella en la que el gobierno no excluye la participación de la ciudadanía, ya que ambas partes deben entrar en juego para conformar una oferta adecuada y real.
En la siguiente entrevista, conoceremos sus primeras propuestas y algunas de las necesidades inmediatas de la escena musical de la ciudad .

¿Cómo ingresó a este Consejo y qué función desempeñará?
Recibí una invitación por parte de la Dirección de Cultura para presentar mi currículum, se sometió a un concurso y posteriormente me dieron la noticia de que había sido aceptado y que pasaría a formar parte del mismo. Mi función será básicamente asesorar las actividades relacionadas con la música y proporcionar opiniones.

¿Qué objetivos contempla el Consejo?
La preocupación principal es recuperar espacios urbanos. Referente a mi área, es dar promoción y exposición a las propuestas musicales locales en primera instancia y consecutivamente a aquellas que se encuentran fuera del estado. Los conciertos generan convocatoria, así que la idea será que las personas salgan a la calle, que asistan a los espacios rediseñados y que puedan disfrutar de un espectáculo con seguridad. Este proyecto pretende acercar la cultura a las colonias, en esa parte colaboraré en el diseño de los eventos que se efectuarán. Es decir, por qué en el Saúz hay que llevar una banda de rock y no un grupo de jazz, o viceversa.

¿Cuáles son sus primeras propuestas?
Tengo una propuesta muy clara, es el foro “Canción palabra escrita” que se realizó antes en la Feria Internacional de Libro. Espero que ahora pueda efectuarse para la FIL y la Dirección de Cultura, y que con esto último pueda abrirse hacia la ciudad. Platiqué con Eugenio Arriaga, director de Cultura de Guadalajara, para proponer eventos a mediano plazo. Otra de las propuestas es armar la presentación del libro La vida en La Barranca que escribió David Cortés, esto será para la Feria Municipal del Libro. En este momento participo con un proyecto en común, tiene que ver con el aniversario de Radio Universidad de Guadalajara, estoy a cargo de la conformación de un cartel con diferentes grupos.

¿Los miembros del Consejo percibirán un salario?
Absolutamente nada. Es una cuestión honoraria y de decisión personal..

¿Qué se necesita para consolidar las propuestas musicales locales?
Lo primordial es lograr la creación de públicos. Guadalajara vive un momento efervescente en cuestión musical, específicamente en géneros como el jazz, rock, hip-hop y electrónico. Hay muchas propuestas a la que se les debe dar mayor difusión y apoyo para que también sean referentes de la misma cultura musical de esta ciudad.

¿En Guadalajara se produce música de calidad?
Creo que sí hay calidad. La prueba de ello es el libro Sonidos urbanos que presentó ochenta proyectos de distintos géneros, la mayoría en estado de madurez. Canal 22 vino a Guadalajara a partir de lo que observaron en el libro, les interesó conocer más y difundirlo a escala nacional.

¿Cómo lograr despertar el interés del público?
Un caso palpable es lo que sucede en el Laboratorio de Artes Variedades (LARVA). Es un espacio que mantiene una oferta interesante y que no debe perder el paso y la calidad que ha mostrado. LARVA está abierto a diversas propuestas musicales para que brinden conciertos, y próximamente ofrecerá talleres y tendrá una biblioteca y cafetería. La apuesta es afianzarlo como centro cultural. El proyecto lo diseñó el ayuntamiento de Guadalajara y desde el principio participé en la curaduría, ese fue mi primer contacto. Me parece que el espacio será bastante atractivo a futuro.

¿Cuáles serán los criterios para incorporar proyectos musicales a las actividades?
Lo más interesante es ser democrático. Por supuesto que participará quien tenga un proyecto sólido, suficiente para poder asegurar un espectáculo convincente. Tendrá que ver mucho con las características del evento y la gente que acude al lugar, por ejemplo, si son familias o únicamente jóvenes. Lo principal será que haya variedad y calidad.

Queda poco tiempo para esta administración, ¿cómo darle continuidad al trabajo?
En la invitación se nos dijo que hay la posibilidad de que se ratifique a alguno de los integrantes del Consejo, pero eso supongo lo tendrá que decidir la siguiente administración. En este país así es, la administración que llega es la que decide, es la que pone las reglas del juego.