Enfrenta la mujer desafíos en la academia y la ciencia 

864

Ser mujer y dedicarse a la academia y la ciencia no es una labor fácil, ya que la gran mayoría de ellas debe desempeñarse en varios frentes personales y profesionales y, aunque en algunas áreas se gana terreno, existen otras donde aún falta camino por recorrer.

Bárbara Vizmanos Lamotte, integrante del Sistema Nacional de Investigadores (SNI) Nivel III y profesora investigadora del Departamento de Clínicas de la Reproducción Humana, Crecimiento y Desarrollo Infantil, del Centro Universitario de Ciencias de la Salud (CUCS), habla de los retos y desafíos de las mujeres en estás áreas. 

¿Cuál es la situación de las mujeres en las áreas de la academia y la ciencia?

En el área de las ciencias de la salud el porcentaje de presencia de mujeres es muy alto, llega a superar el 50 por ciento, pero en las áreas STEM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas) el porcentaje no llega al 20 por ciento, son áreas en las que lo que hace la mujer no se ha reconocido en igualdad con el hombre. A veces tenemos que desistir porque es agotador estar en varios frentes, y hay áreas más difíciles para demostrar el potencial, que también depende del apoyo y cómo sea percibido en el entorno donde se desarrolla la mujer. Hay más factores además del de género que hacen que haya cierta discriminación, como la neurodiversidad. Se habla que somos multitareas porque nuestra evolución siempre ha sido realizando varias cosas a la vez.

¿Qué papel está jugando la mujer en la ciencia?

Las mujeres son un elemento clave en el avance de la ciencia y tenemos que seguir apoyando, hace unos días se conmemoró el Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia y debemos analizar cómo apoyar a las niñas para que puedan imaginarse que pueden hacer lo que quieran y darles la oportunidad de que lo hagan; no decirles que cierto tipo de actividad no es para ellas. En el caso de la ciencia las mujeres tienen mucho por aportar.

¿Hay avances en esta lucha por la igualdad?

Sí, por ejemplo, pensando concretamente en la Universidad de Guadalajara, ha habido avances y muchos cargos ocupados por mujeres científicas, al igual que en otros organismos, pero esos famosos techos y paredes de cristal todavía siguen existiendo y aunque haya avances creo que es importante seguir trabajando para que se haga valer la función de la mujer en el ámbito que sea, y concretamente en el nuestro, que es la ciencia, todavía falta que haya más oportunidades.

Creo que a lo mejor las mujeres no estamos buscando tanto el reconocimiento externo, no estamos buscando tener un puesto para lograr sentirnos mejor, sino que muchas veces lo que yo he visto entre mis colegas es que las que tienen o tenemos un cargo es porque no lo piden o porque pensamos que es lo que tenemos que hacer para contribuir. Creo que es muy bueno porque se van tomando puestos e igual pasa en la política, que tiene que haber cuotas que se llenen porque a lo mejor las mujeres no tienen interés en llenar esos espacios y eso también debe reflexionarse: el porqué las mujeres no tienen interés en ir a esos espacios, quizás en ocasiones no se tienen tantas ganas porque no encontramos el beneficio de tener más responsabilidades o porque a lo mejor eso nos afecta de alguna forma en nuestro quehacer cotidiano como investigadora, mujer o madre de familia. Cada vez nos quedamos con menos tiempo.

¿Faltan estrategias para involucrar a la mujer a la academia y a la ciencia?

Yo creo que sí, y estímulos, he visto mujeres que han llegado a formarse, a tener un doctorado y luego pues al final desisten de seguir en la academia porque el requisito es muy alto y eso obliga a dejar otras actividades que también pueden ser prioritarios para la mujer, por ejemplo, tener familia; cuando tienes hijos la producción científica se ve afectada y eso puede tener consecuencias de que no tengamos lo que se espera que produzcamos. Si como sociedad queremos realmente ser equitativos, sería bueno que las mujeres tuvieran un estímulo más grande en algunos aspectos y creo que se podría lograr.

¿Cómo ve el panorama a futuro?

Retador, sobre todo creo que hay muchas mujeres que están cada vez mejor formadas, que sin duda van a tener aspiraciones para seguir aportando a la sociedad su granito de arena, que ya más bien será una gran roca. Yo espero que las mujeres cada vez tengan más mayor participación en todos los ámbitos de la ciencia y no sólo en algunas áreas donde aparentemente ha sido más reconocido su rol, como en la salud, y a lo mejor menos reconocido en esas ciencias más áridas, y ahí donde estemos seguro que las mujeres vamos a poder hacer una excelente sinergia, lograr avances y que la ciencia sirva para el bienestar de nuestra población.