Enfermería, una profesión con alto sentido humano

Este 6 de enero se celebra el Día de las Enfermeras y los Enfermeros, fecha establecida en 1931 por el doctor José Catro Villagrana, entonces director del Hospital Juárez de México

341
Foto: Cortesía Hospital Civil / Jorge Iñiguez

Hoy en día la enfermería ha alcanzado reconocimiento y, por ende, un estatus profesional, ya que existen enfermeras con perfiles académico de maestrías y doctorados, lo cual permite que desempeñen sus competencias con un nivel alto de conocimientos, pero sobre todo con un alto sentido humano, centrado en su filosofía del “Arte del cuidado”.

En entrevista, Sor Estela Primero Hernández, jefa del Departamento de Enfermería del HCG Fray Antonio Alcalde, calificó a la enfermería como una de las mejores carreras, ya que estos profesionales están al tanto del proceso evolutivo del paciente para poder integrarlo a la familia. Tienen la preparación académica para tomar acciones que favorezcan al paciente con el respaldo del médico.

Resaltó que, para ser un buen enfermero o enfermera, la persona debe tener vocación, disciplina, responsabilidad, puntualidad, creatividad, alegría del servicio, conocimientos propios de la profesión y seguir un método científico en su ejercicio diario, además de adaptarse al paciente, entre otros.

Foto: Cortesía Hospital Civil

La profesionalización de los enfermeros y enfermeras es notable y hay avances desde hace quince años a la fecha, dijo Sor Estela Primero Hernández, quien agregó que esto “garantiza a los usuarios que ellos y ellas cuentan con competencias necesarias y conocimientos que los certifican para brindar una atención de calidad en el momento de realizar sus actividades. Asimismo, que son capaces de calificar para un reconocimiento institucional que responda no sólo su estabilidad económica o estatus social, sino que éste sea proporcional a la retribución que entregará a la sociedad”.

“Antes había la carrera de enfermería, pero sin el requisito de haber estudiado la preparatoria completa. La persona terminaba la secundaria, y podían estudiar para enfermera general”, apuntó.

Mencionó que el ser mejor es uno de los retos principales que enfrenta el profesional de la enfermería. “El tener esa conciencia de que la enfermería tiene su ciencia porque posee un cuerpo teórico conceptual propio”.

Foto: Cortesía Hospital Civil

Por su parte, Laura Fernández Romero, jefa del Departamento de Enfermería del Hospital Civil de Guadalajara (HCG) Doctor Juan I. Menchaca, recalcó la importancia del trato humano que las enfermeras y los enfermeros deben para  brindar a los pacientes, ya que la vocación de estos profesionales nace a raíz de que les gusta ayudar al prójimo.

Hizo un llamado a valorar el trabajo de quienes ejercen esta profesión, ya que en tiempos de COVID-19 se han convertido en personas fundamentales para salvar vidas e impedir el avance de la pandemia.

Abundó que el agradecimiento debe ser permanente, pues el rol de cuidar a una persona enferma siempre se ha mantenido como secundario al rol de curar un padecimiento. La curación y el cuidado deben ser vistas como tareas complementarias, donde una no debería estar subordinada a la otra.

También dijo que es muy necesario el reconocimiento al trabajo de enfermería, el cual obliga a precisar las acciones dirigidas a fortalecer la profesión porque al momento de desempeñar su trabajo no sólo trasladan sus habilidades sino también sus individualidades, proporcionando un cuidado experto y de óptima calidad.