En Jalisco, 220 mil adultos mayores viven en situación de pobreza

En la UdeG para atender las problemáticas de este sector poblacional se creó el Centro de Investigación del Desarrollo y Envejecimiento Humano, dijeron académicas del CUTonalá al anunciar el VI Congreso Latinoamericano de Universidades con carrera de gerontología

525
Dispositivo para cuidar a adultos mayores
Foto: Fernanda Velázquez

En Jalisco hay síntomas de desigualdad en la población de adultos mayores: 220 mil se encuentran en situación de pobreza; más de 225 mil no cuentan con una afiliación a servicios de salud y uno de cada diez es analfabeta, afirmó Yolanda Hernández Delgado, investigadora del Departamento de Salud Poblacional, del Centro Universitario de Tonalá (CUTonalá).

La desigualdad es entendida como una distribución asimétrica de las ventajas y recursos necesarios para vivir. Implica también oportunidades que algunos pueden tener y otros no. La desigualdad potencia el no poder alcanzar un mejor nivel de bienestar y de vida.

Hernández Delgado dijo que de los adultos mayores que hay en Jalisco, solamente 35 por ciento cuenta con una pensión contributiva; es decir, es producto de una relación laboral que mantuvieron a lo largo de su vida.

Detalló que, en el país, 12 por ciento de la población tiene más de 60 años, lo que abarca más de 15 millones de personas. En el caso de Jalisco, 11.9 por ciento de su población tiene más de 60 años; ese número representa a más de un millón de personas, de las cuales 54 por ciento son mujeres y 46 por ciento son hombres.

Entre los municipios con más población adulta mayor se encuentran los que comprenden el Área Metropolitana de Guadalajara; y los que tienen un menor número es Santa María del Oro, Ejutla, San Cristóbal de la Barranca, entre otros.

Foto: José Díaz

Las personas mayores tienen mayor riesgo de caer en situación de pobreza y muchas veces les es complicado generar sus propios recursos económicos por enfermedad, dependencia física, las condiciones del mercado laboral actual y la discriminación hacia este sector de la población. Hay que tomar en cuenta que la posibilidad de conseguir un puesto de trabajo se va reduciendo con la edad, señaló Hernández Delgado.

Otro factor que incide en la desigualdad es la reducción de la autonomía en la toma de decisiones en aspectos cotidianos de su vida, en torno a los recursos económicos y el manejo de sus bienes materiales. Hay una perspectiva generalizada de sobreprotección e infantilización, dijo.

Una de las soluciones al problema de la desigualdad de los adultos mayores implicaría fortalecer el sistema de protección social que tienen actualmente. Para las generaciones que envejecen sería recomendable el fortalecer las condiciones laborales, ampliar los servicios de salud para toda la población y promover estilos de vida saludables en la población, desde los más pequeños, subrayó la investigadora del CUTonalá.

Centro de Investigación del Desarrollo y Envejecimiento Humano

La pandemia del Covid-19 ha supuesto para las personas mayores una carga más, ya que, al considerarlo un grupo que era vulnerable le estaba limitado entrar a supermercados o acceder a determinados lugares, lo que ha complicado su vida, declaró Neyda Mendoza Ruvalcaba, profesora investigadora del Departamento de Salud Poblacional.

Mendoza Ruvalcaba anunció que, desde este centro universitario, se desarrolló una agenda de investigación que ha llevado a la creación del Centro de Investigación del Desarrollo y Envejecimiento Humano, que ya está ofreciendo proyectos y servicios.

Con ello se atiende a lo dispuesto en el Plan de Desarrollo Institucional y al llamamiento que ha hecho la Organización Mundial de la Salud (OMS) de promover el envejecimiento saludable. Está enfocado en la docencia, investigación, vinculación sobre aquellos procesos que impactan el desarrollo humano y el envejecimiento, entendiéndolo no sólo en las personas mayores, sino tomando en cuenta el ciclo de la vida desde que una persona nace.

Se pretende con este centro generar una agenda de investigación y contribuir en la formación de recursos humanos, que es el marco ideal para los académicos e investigadores en el tema.

Dicho centro está concebido para proveer servicios a la comunidad, y una de las líneas en que está centrado es el envejecimiento saludable y la prevención del deterioro cognitivo, donde se trabaja en el programa “Clínica de la memoria”, que es un servicio para personas mayores de la comunidad, especializado en prevención de la demencia.

Congreso de Gerontología

El tema de la desigualdad de los adultos mayores es uno de los tópicos a tratar en el VI Congreso Latinoamericano de Universidades con carrera de gerontología y el VI Encuentro de la Red Panamericana de Gerontología, “La intervención gerontológica en el marco de la década del envejecimiento saludable 2020-2030”, añadió Tania Granados Gil, coordinadora de la licenciatura en Gerontología del CUTonalá.

El congreso se realizará del 30 de septiembre al 2 de octubre, de manera virtual. Está dirigido a estudiantes y profesionales de la gerontología y carreras afines.

Los interesados pueden ingresar a http://www.cutonala.udg.mx/CONGRESO-LGER o  escribir al correo congreso.gerontologia@cutonala.udg.mx.

Para mayor información: página de Facebook: https://www.facebook.com/VI-Congreso-Latinoamericano-de-Universidades-con-Carrera-de-Gerontolog%C3%ADa-112298607000083