El terror
en el cine mexicano

México tiene una larga historia en la producción de películas de terror, desde el estreno de La llorona en 1933, dirigida por Ramón Peón (1887- 1991), y no hay década en la que no se hayan estrenado películas del género. Algunas se han convertido en cintas de culto, otras han destacado por la calidad de sus guiones, las atmósferas creadas y la opinión favorable de la crítica.

Una de las películas que destacan por ser representativa del terror gótico mexicano y ser uno de los clásicos del cine nacional, es El fantasma del convento, del director Fernando de Fuentes (1894-1958). El filme fue estrenado en 1934. Esta cinta se caracteriza por el manejo de luces y sombras, que dan un aire tétrico a las escenas. En la historia, dos hombres y una mujer se refugian en un convento durante la noche, después de que un misterioso hombre les indique que ahí pueden resguardarse, ya que están perdidos. En ese lugar los tres tendrán una aventura sobrenatural.

Otras cintas representativas del cine de terror gótico y que son consideradas de culto son Hasta el viento tiene miedo (1968), El libro de piedra (1969); Más negro que la noche (1975) y Veneno para las Hadas (1984) del director Carlos Taboada (1929-1977), conocido como el Duque del Terror Mexicano y considerado por algunos críticos como el mejor director y guionista de cine nacional en este género.

el fantasma del coNvento (1934)
ESPECIAL DÍA DE MUERTOS

Hasta el viento tiene miedo es una de las mejores cintas de terror mexicano. La historia se desarrolla en un internado de señoritas, en el que el fantasma de Andrea atormenta a Claudia, y se desencadenan hechos extraños.

Veneno para las Hadas destaca por haber sido multipremiada: fue ganadora de 5 Arieles de Plata por mejor película, fotografía, dirección, edición y música de fondo; una Diosa de Plata de PECIME, por la actuación infantil de Ana Patricio Rojo, quien ganó además una Bochica de Oro del Festival Internacional de Cine de Colombia por su papel en la película. 

Este filme explota los extremos a los que puede llegar la imaginación de una niña, que se cree bruja y quiere cocinar un veneno para matar a las hadas.

Considerada una joya del séptimo arte, La tía Alejandra (1980), del director Arturo Ripstein, es una historia de una mujer mayor, quien es una bruja. Ella llega a vivir a casa de su sobrino casado y con hijos, y busca apoderarse del cuerpo de su sobrina nieta, y la quiere convencer para que su alma habite en un pájaro.

Más negro que la noche (1975)
La tía Alejandra (1980)
ESPECIAL DÍA DE MUERTOS

Alucarda, la hija de las tinieblas (1978), dirigida por Juan López Moctezuma (1932-1995), es una polémica cinta mexicana de terror satánico, en sus tiempos se le calificó como anticatólica, y trata temas como el amor lésbico y la posesión demoniaca.

Clasificada como una película de terror y fantástica se encuentra La invención de Cronos (1993) la ópera prima del director tapatío Guillermo del Toro, en la que aborda temas como inmortalidad y vampirismo. Entre los reconocimientos que ha recibido se encuentran el premio al mejor guion y al mejor actor (Federico Luppi) (1993), en el Festival de Sitges; además de ganar nueve premios Ariel, incluyendo mejor película y mejor director.

Vuelven, dirigida por Issa López, es un filme de 2017 que combina el extremo miedo que provoca en el país el crimen organizado y el derivado de la clásica historia de fantasmas. Es un filme que ha recibido una crítica favorable por parte de Stephen King, el maestro de la literatura de terror norteamericana. Por su parte, Guillermo del Toro la ha calificado como una película que conmueve.

Post Views: 937