El SEMS en busca de la retroalimentación profesional

80
SEMS

Las preparatorias y módulos de la UdeG están presentes en 100 municipios del estado de Jalisco. Este logro, mediante el cual los jóvenes de las regiones de Jalisco pueden acceder a la educación media superior, fue alcanzado gracias a la creación de la Red Universitaria en el año 1994.
Ruth Padilla Muñoz, directora del Sistema de Educación Media Superior (SEMS), opina que a 15 años de su creación, la Red Universitaria está plenamente consolidada, principalmente en las escuelas preparatorias que se ubican dentro del SEMS. “El objetivo planteado en 1994 se cumplió plenamente. Fue la posibilidad de iniciar un proceso descentralizado de la administración general y con una autonomía relativa para poder integrar a todas las escuelas en una sola instancia. Evidentemente el tamaño que teníamos en 1994 no tiene nada que ver con el que tenemos hoy”.
Para la directora, la relación que existe entre el SEMS y los planteles universitarios regionales se fortaleció con la creación de la Red. En 1994 el SEMS iniciaba su proceso de creación; antes era la Dirección de Enseñanza Preparatoria y después fue la Dirección de Enseñanza Media Superior, pero cuando se crea la Red Universitaria se generó el sistema y una cantidad importante de escuelas regionales y de módulos. De ahí que es básica la relación que existe entre los centros regionales y las preparatorias que están ubicadas en diferentes municipios del estado.
“Existe cierto nivel de retroalimentación. Se han encontrado los canales de comunicación con los planteles temáticos para procesos, por ejemplo de preparación de profesorado, de apoyo a los alumnos que participan en las olimpiadas, actividades de difusión y vinculación cultural. Esto nos hace sentirnos parte de la Red aún cuando seamos educación media superior”.

Retos de la Red
Ruth Padilla consideró que entre los principales retos de la Red Universitaria, con respecto al SEMS, se encuentra fortalecer la vinculación entre las prepas y planteles universitarios, con el fin de aprovechar el potencial. “Facilitar el tránsito de los estudiantes a nivel superior es un viejo anhelo que no se ha podido cumplir del todo. Hablo de fortalecer el perfil de egreso de los alumnos. Escuchamos en los centros universitarios que nuestros estudiantes tienen lagunas de conocimiento o carecen de alguna competencia que es indispensable para el nivel superior. Nosotros podemos trabajar más, si los centros universitarios nos apoyan no solamente diciendo que competencias son las indispensables para ellos, sino ayudándonos a formar a los profesores y recibiendo a nuestros estudiantes en sus aulas antes de que ingresen al centro universitario”.
En un futuro a mediano plazo los alumnos de prepa de los últimos semestres podrían tomar algunos créditos en los centros universitarios, en particular en el Centro Universitario de Ciencias Económico Administrativas. Sin embargo, este proyecto aún no está concretado debido a la falta de recursos humanos y financieros, así como infraestructura. “El objetivo es que empiecen a tener el nivel de conocimientos que requiere un centro universitario, que empiecen a vivir lo que es la educación superior, inclusive como actividades de educación vocacional y en la elección de carrera. De esta manera tendríamos un nivel de conocimiento más fluido de un lado a otro”.
El proyecto también contempla que los alumnos de bachillerato puedan utilizar las instalaciones de los planteles universitarios y tomar cursos presenciales y en línea, con el fin de fortalecer su formación.