El rey del dolor

304

Desde su origen, San Pascualito Rey fue seducido por el dolor y la muerte. Atracción fatal por los caminos del sufrimiento y la inquietud por lo desconocido. El grupo formado hace más de una década, en Ciudad de México, estrena su cuarto disco y lo efectúa con buenos augurios. Sin abandonar su oscuro sonido, clasificado singularmente como mariachi-eléctrico o dark guapachoso, el quinteto se renueva y presenta la placa Valiente.
“Salgamos de aquí” es el tema que encabeza este nuevo episodio, momento de reajuste para San Pascualito Rey, en el que se incorpora la experiencia del músico Alejandro Otaola. Valiente recurre a sonidos primarios y crudos, mismos que desembocan en rock cargado de embriaguez y aflicción. La dirección del grupo es clara: explorar la tribulación. No obstante, existen marcados momentos dentro de su trabajo, que dejan ver una constante búsqueda hacia un estado de armonía.
Sufro, sufro, sufro (2003), Ahora vuelvo (2005) y Deshabitado (2006), primeros álbumes de la banda, simbolizan crecimiento. La trayectoria de San Pascualito Rey no ha sido fácil, de frente a una industria musical que privilegia a las agrupaciones que se sujetan a los sonidos digeribles y de moda. Aún así, la pasada edición del Festival Vive Latino significó un buen punto de arranque para Valiente, al agotarse un primer tiraje dentro del festival. Por lo pronto, San Pascualito Rey se dispone a recorrer diversas plazas de México.