El Día mundial del medio ambiente y la policrisis que afecta al planeta

Sin ir muy lejos, podemos constatar la grave situación que afecta al ambiente en la contaminación, la escasez de agua y la pérdida de hábitats naturales, entre otros problemas, que son patentes en nuestro estado. Obligar a los gobernantes a cuidar al único planeta que tenemos y la educación ambiental puede brindar un camino para hacer conciencia y promover la sustentabilidad

393
Foto: Archivo

El próximo 5 de junio se celebra una vez más el Día Mundial del Medio Ambiente, fecha que desde 1973 representa un momento oportuno para reflexionar sobre la policrisis que afecta al planeta. Este año, la Organización de las Naciones Unidas ha puesto como lema #UnaSolaTierra para la campaña 2022, con el objetivo de hacer conciencia sobre tres problemas cada día más acuciantes: el cambio climático, la pérdida del hábitat para una gran cantidad de especies y la contaminación del aire, el suelo y el agua.

Al igual que hace 50 años, será Suecia el país auspiciante de la Conferencia de las Naciones Unidas con un llamado a cambiar los modos de producción a otros más sostenibles, que permitan disminuir las emisiones de carbono y frenar el incremento de temperatura en el planeta.

Un grave problema cada vez más evidente es la contaminación de los afluentes de agua dulce y su escasa disponibilidad. No necesitamos ir muy lejos para entender que falta mucho por resolver.

El gobierno del estado de Jalisco presume sus acciones en el saneamiento del Río Santiago -nada más falso- y una inversión multimillonaria para el tratamiento de las aguas de la cuenca, pero desafortunadamente no hay resultados plausibles pese a los discursos triunfalistas del gobernador, quien afirma que con una obra que costará miles de millones de pesos se tendrá una solución definitiva a la contaminación, mediante un proyecto de inversión pública-privada. Actualmente, la Planta de Tratamiento El Ahogado trata 2 mil 250 LPS (litros por segundo, el proyecto de Alfaro es incrementar 1,00 LPS con un costo de 1,157 millones de pesos) según datos del CEA 2022.

Fotografía: Gustavo Alfonzo

Cabe señalar que en el proyecto REVIVAMOS EL RÍO SANTIAGO, que propuso en el 2020 el propio Alfaro, nunca tuvo resultados concretos, pues aunque invitó a expertos en materia de contaminación y monitoreo de la calidad de agua, nunca se mostraron los resultados de ese proyecto

Si de por sí la privatización del agua se intensificó en el periodo de Peña Nieto con la concesión intensiva de las fuentes, medidas como la que propone Alfaro solo agravarán cada vez más la situación, el agua tratada se entregará a las empresas y la población, una vez más, no ganará absolutamente nada, solo una andanada de discursos para justificar decisiones a todas luces injustificables.

Sería deseable la consulta inmediata a los especialistas en los temas del agua para que brinden sus opiniones, como expertos que son, sobre la ampliación de la planta de tratamiento “El Ahogado” y se explicite cuáles serán los beneficios para los inversionistas privados que participarán.

Si bien el tema del agua requiere de atención inmediata, también lo son otros aspectos que requieren de respuesta, como la contaminación del aire en la zona metropolitana de Guadalajara, con un ambiente cada vez más enrarecido debido a la polución generada por los automotores y la industria, o las áreas boscosas que están siendo invadidas por desarrollos inmobiliarios, como sucede con La Primavera o recientemente con El Nixticuil, o la gestión inadecuada de los residuos sólidos de la ZMG.

Los ciudadanos necesitamos alzar la voz y obligar a los gobernantes de todos los niveles a cuidar al único planeta que tenemos para vivir. La educación ambiental brinda un camino conocido y eficaz para hacer conciencia y promover ciudadanía, de manera que todos abonemos a cuidar nuestra casa común: el planeta Tierra.

Artículo anteriorRecibirá Premio Iberoamericano de Medio Ambiente proyecto de rescate de fauna silvestre del CUCSur
Artículo siguienteCUCS exige respeto a la educación y autonomía universitaria