El chingado español

876
GDL71129037. Dentro de la Feria Internacional del libro de Guadalajara se realizó la mesa *¿Cómo Chingados se usa el Español?*, con la participación del escritor y periodista español, Alex Grijelmo; el Editor , ensayista , narrador y crítico literario, Gonzalo Celorio; Daniel Samper, abogado, periodista, cuentista, columnista y novelista colombiano; y Juan Villoro, escritor y periodista mexicano. NOTIMEX/FOTO/LUIS MORENO/FRE/ACE/

Si no hablamos correctamente nos va a llevar la chingada”, aseveró el periodista mexicano Carlos Loret de Mola y preguntó a los escritores mexicanos Gonzalo Celorio y Juan Villoro, al colombiano Daniel Samper y al español Alex Grijelmo, ¿cómo chingados se usa el español?
Los expertos contestaron a esa chingada pregunta, frente a más de mil personas reunidas en el auditorio Juan Rulfo, de la Feria Internacional del Libro.
“El lenguaje creo que es lo mismo que el amor. Yo no pido pureza, pero higiene, por lo menos higiene”, dijo el abogado, periodista, cuentista, columnista y novelista Daniel Samper. “El español sirve para que nos entendamos con leves diferencias 400 millones de personas que hay en el mundo entero. Para que nos entretengamos comentando esas leves diferencias. Para adoptar varias patrias, desde Borges hasta Cantinflas. Para enamorar, bailar e insultar y para empuñar con empeño la letra “ñ”. “Alex Grijelmo, presidente de la agencia de noticias EFE, respondió con un marcado acento madrileño a la pregunta ¿cómo chingados se usa el español? “Pues se usa como la ropa; la ropa nos delata o nos favorece, igual que las palabras que utilizamos. Nadie se pone un pijama para ir a una cena oficial, o un traje para meterse a la cama”.
Juan Villoro, escritor, profesor, narrador y aficionado al futbol, dijo que toda ciudad tiene dos tipos de renovadores del español. Unos son los peluqueros (tribus sedentarias) y otros los taxistas (tribus nómadas). El español, como el resto de lenguas, debe modificarse, cambiar constantemente, para no morir: “Si los modismos no se crearan a diario, si las lenguas no se fusionaran entre sí, todavía hablaríamos latín. La lengua castellana se renueva a diario gracias a estas dos tribus: los chismógrafos del idioma, gracias a los peluqueros que hablan con los clientes que han llegado en taxi. Véanlo así: necesitamos de un escritor checo para tener la palabra robot”.
Gonzalo Celorio, narrador y secretario de la Academia Mexicana de la Lengua, indicó que el español es la cuarta lengua más hablada en el mundo y la segunda en la comunicación internacional. Por eso la academia se ha dedicado a normar la lengua, para preservar el lenguaje.
“La Academia de la Lengua que es la parte más conservadora del idioma, lo que hace es decir ‘¿cómo chingados se usa el español?’. Créanlo o no, la academia está en contra de la hiper-corrección, contra la ignorancia, los artificios usados por corrección política, contra los barbarismos innecesarios y las perífrasis inútiles”.
La norma actúa contra los engaños políticos, contra quienes dicen los mexicanos y las mexicanas, porque se confunden entre sexo y género. Contra quienes afirman “ciudadanos y ciudadanas, el perro y la perra son el mejor amigo y la mejor amiga de la mujer y el hombre”. “Las armas de destrucción masiva del español son los políticos” que se jactaban de cosas inverosímiles, aseveró Carlos Loret de Mola.
“Aquí no suben los precios si no hay ajustes en el mercado”, “no hay errores, hay imprecisiones”, “no hay robo de urnas, sino incidencias electorales” y el ejército “no reprime, contiene” a los alborotadores, ironizó de Mola.

Artículo anteriorílvaro Mutis
Artículo siguienteMensaje del maestro Carlos Briseño Torres Rector general de la Universidad de Guadalajara con motivo de año nuevo