Dos países seis historias

289

Después de presentar películas de directores como Zach Braff y David Gelb, el Cineforo Universidad proyecta tres producciones de cine italiano, una selección especialmente preparada para acompañar la semana dedicada a la cinematografía alemana, ciclo que también está integrado por tres cintas. Filmes de finales de la década de los cuarenta, además de historias de reciente manufactura, componen este ecléctico programa que se distingue por incluir trabajos de Luchino Visconti, Roberto Rossellini, Vittorio de Sica, Andreas Dresen, Burhan Qurbani y Maike Mia Höhne.

Cuando soñábamos (Als wir träumten), un relato que tiene como protagonistas a un grupo de jóvenes quienes no sólo se enfrentan a una pandilla de neonazis sino a sus propios temores, representa una de las películas contemporáneas alemanas que sobresale por la manera cruda y sin disimulos en la que se exponen distintas situaciones cotidianas. De Andreas Dresen, esta producción también muestra la crisis de identidad sufrida por una generación.

Los clásicos italianos tienen en Ladrón de bicicletas (Ladri di biciclette) una de sus cartas fuertes. Filmada en 1948, la película de Vittorio de Sica está situada en la Roma de la posguerra. A manera de aventura, un obrero comienza una desenfrenada búsqueda por recuperar una bicicleta que sólo le trae problemas. Más que una obra basada en el sarcasmo, la producción de Sica es una aproximación a la crisis económica que enfrentó Italia después de la Segunda Guerra mundial.

Somos jóvenes. Somos fuertes (Wir sind Jung. Wir sind stark), un filme dirigido por Burhan Qurbani, presenta a una grupo de chicos que enfrenta diferentes conflictos. En medio de una ciudad que devora todo lo que se encuentra a su alrededor, esta pandilla lucha contra el tedio y la frustración, no sin antes cometer una serie de disturbios. La película de Qurbani está basada en hechos reales.

De Roberto Rossellini proyectan Europa 51. Con la actuación de Ingrid Bergman, esta historia penetra en la Italia de los barrios pobres. Así, un suicidio desencadenará el afán de una mujer por ayudar a un delincuente. Sin importar las consecuencias y las sospechas que implican sus acciones, la mujer está convencida de no mirar hacia atrás.

El programa también incluye 3/4, de Maike Mia Höhne y Senso, de Luchino Visconti.