Diana Emilia Martínez Fernández, Premio Estatal a la Juventud

La académica es una de las promesas en el ámbito de la investigación científica en Jalisco y un orgullo universitario

374
Fotografía: Abraham Aréchiga

A sus 27 años, Diana Emilia Martínez Fernández, del Instituto Transdisciplinar de Investigación y Servicios (Itrans), del Centro Universitario de Ciencias Exactas e Ingenierías, ha destacado por su trayectoria académica, por las investigaciones en biomédica en las que ha colaborado y por su trabajo en la detección de personas contagiadas con COVID-19.

Estas actividades le merecieron ser reconocida con el Premio Estatal a la Juventud 2020, en el ámbito académico, que le fue entregado el pasado 29 de octubre, en una ceremonia en Casa Jalisco.

Con una maestría y un doctorado en Ciencias Biomédicas, ambas por la UdeG, con orientación en Inmunología, una estancia de investigación en Japón y varios artículos publicados en revistas científicas, la académica es una de las promesas en el ámbito de la investigación científica en Jalisco y un orgullo universitario.

¿Qué significa este premio para tu carrera?

El premio me parece importante que reconozca mi trayectoria profesional y académica que pude completar a lo largo de mi doctorado, y sobre todo que lo que aprendí lo estoy poniendo en práctica a favor de la sociedad, en la detección de COVID-19.

¿Qué le ha aportado estar entre el equipo de voluntarios para detección del virus?

Me he dado cuenta de lo que es el papel de la ciencia en la sociedad, de todo lo que implica que nos formemos como científicos y en que realmente sea aplicable a lo que las personas necesitan. Ahora lo urgente es la detección, para poder discernir aquellas personas que realmente están contagiadas de las que son asintomáticas, que también juegan un papel importante en el aumento de los contagios. Me di cuenta de la importancia de lo que es difundir entre los jóvenes, porque tienen que experimentar para hacer ciencia.

¿Cómo se interesó por la ciencia?

Soy químico-farmacobióloga de formación, siempre me atrajo mucho la ciencia y en particular el área de inmunología. El último semestre de la carrera me invitó un investigador del CUCS a realizar mi tesis de licenciatura y ahí comienzo esta parte experimental de ir al hospital y convivir con los pacientes, y esta parte clínica mezclarla con la investigación biomédica, buscar biomarcadores para que en un futuro nos pueda predecir si una persona iba a presentar o no una enfermedad cardiovascular o autoinmune, utilizando modelos matemáticos. Después apliqué para el doctorado y durante estos cuatro años pude trabajar en inmunogenética de las enfermedades cardiovasculares. También publiqué en su momento cinco artículos en revistas científicas y pude realizar una estancia académica en la Universidad de Osaka, Japón, donde pude aprender bioestadística avanzada y bioinformática aplicada en el análisis de datos de enfermedades cardiovasculares.

¿Qué proyectos de investigación está realizando?

Tengo algunos proyectos pendientes con mis tutores del posgrado en el área de inmunogenética y enfermedades cardiovasculares, también estoy haciendo algunas colaboraciones en investigaciones acerca de cáncer de piel y enfermedades autoinmunes en el CUCS.

¿Cuál es la meta académica que te gustaría lograr?

Me gustaría colaborar en trabajos de investigación en el área de biomedicina que puedan ser aplicados en pro de la población y desarrollar mi propia línea de investigación, aún no la tengo clara, pero quiero que en lo que trabaje pueda ser utilizado en la detección, diagnóstico o pronóstico de los pacientes en México.