Diálogos en un motel

Híbrido entre novela y teatro, el nuevo libro de Marco Aurelio Larios nos presenta la conversación inesperada entre un hombre maduro y una modelo contratada por servicios sexuales

658

MARTHA EVA LOERA

Un hombre de mediana edad espera en un cuarto de motel los servicios sexuales de una joven categoría Modelo Plus. Se presenta una chica de 22 años, quien estudia letras. Entre los dos dialogan como preludio antes del coito esperado. En su plática exponen sus contradicciones, anhelos, desilusiones, desarrollan conceptos como el amor, el enamoramiento, las relaciones de pareja, en un drama con final desconcertante e inesperado, cuyo autor es el escritor Marco Aurelio Larios, académico del Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades (CUCSH).

El autor escribió Modelo Plus Service en 2003, cuando tenía 43 años, y cuando terminó la obra se la dio a leer un amigo, quien le comentó que se le hacía irreal por ser los diálogos demasiado fingidos para los personajes. Esa opinión detuvo al escritor para promoverla y publicarla. Fue en este año cuando se la dio a leer a Silvia Quezada Camberos, académica del CUCSH y escritora, y a ella le gustó, sobre todo los diálogos entre los personajes. Eso le alentó a publicarla.

Modelo Plus Service, publicada bajo el sello de Taller editorial la Casa del Mago, tiene como portada la foto de Rubén Orozco y el diseño de Avelino Sordo Vilchis.

¿Por qué un hombre maduro y una jovencita, y no una chica de 18 y un hombre de 36, que no está tan maduro?

Quizá por el cliché machista de que para gato viejo, ratón tierno. Es un mal chiste, pero entre los hombres se sigue afirmando eso.

Percibo que el drama Modelo Plus Service es una obra híbrida. Tienen características de la novela por la riqueza y profundidad de los personajes, las contradicciones de los mismos, las historias que se entrelazan…

De hecho varias personas que la han leído refieren que es una novela, aunque después corrigen y aseguran que es una obra de teatro. Tienen esa misma sensación, y yo creo que sí hay esa hibridez, ya que soy narrador de novela y de relato, y seguramente toda esa experiencia está vertida en la obra de teatro. Modelo Plus Service es una obra para ser leída, más que para ser representada, por el cruce de diálogos entre el hombre maduro, de cincuenta años, y la jovencita, de 22 años. Son reflexiones de tipo filosófico, intelectual y psicológico acerca de lo que es el amor, la relación de pareja, el sexo y la moralidad. Todo eso dicho verbalmente, y si fuera actuado puede escaparse un poco para el espectador por la rapidez de la puesta en escena, pero para el lector,  que puede detenerse y pensar un poco, le provoca también un diálogo personal.

En cuanto a los discursos implícitos como explícitos me remitió su drama a los discursos de Sócrates. ¿Qué tanto influyó la mayéutica de Socrates en Modelo plus service?

Un escritor no es sólo un sujeto psicológico que escribe, sino un sujeto cultural. Eso significa que cuando se pone a escribir tiene también la influencia de otras lecturas, de otro tiempo. Yo he leído varios de los Diálogos de Platón, y seguramente, la forma de argumentar y contraargumentar deriva en el ejercicio mismo de la creación, y como te digo, el escritor es un sujeto cultural, y cuando escribe está con los autores que ha leído, que le han gustado e impactado. Las influencias pueden ser  reconocidas o inconscientes.

¿Algunas influencias de las que sea más consciente?

Hay temas recurrentes en mis obras. Por ejemplo, cuando el hombre maduro cuenta la historia de su novia que tuvo en la primaria, ese relato está incluido en mi novela El barrio de Santa Tere. Retrato de un adolescente, es la misma motivación y anécdota, sólo que en la novela se desarrolla rápidamente en tres o cuatro párrafos. Es una influencia que yo puedo reconocer. Yo mismo soy mi propio intertexto.

La obra quedó en suspenso, intriga saber qué pasó después. ¿Escribirá una continuación?

No pienso hacerlo. Al final ella supo todo, armó el rompecabezas y sacó sus deducciones,  pero el hombre maduro queda desconcertado.