Desarrollan vacuna contra el lupus

541

Investigadores de la Universidad de Guadalajara (UdeG) trabajan en el desarrollo de una vacuna para prevenir la enfermedad llamada lupus, hasta la fecha incurable. La responsable de la investigación, Mónica Vázquez del Mercado, informó que hay avances significativos, sin embargo, el trabajo se encuentra aún en fase experimental.
Se trata de un modelo de lupus inducido en ratones de laboratorio. La vacuna lleva por nombre Sm RNP murina, la cual intenta “revertir lo que llamamos la ruptura de la tolerancia inmunológica, es decir, la vacuna pretende que no se desarrolle el lupus en el animal al que estoy inyectando con esa vacuna”, detalló Vázquez del Mercado, también directora del Instituto de Investigación en Reumatología, del Centro Universitario de Ciencias de la Salud (CUCS).
El lupus es una enfermedad que afecta el sistema inmunológico, combate células propias como si fueran ajenas o extrañas en diversas zonas del cuerpo. “Tus células se desconocen en el lupus, se atacan a sí mismas, entonces la vacuna pretende reeducar al sistema inmunológico, para que no te desconozcan tus propias células. Se trata de volver a restaurar lo que en palabras técnicas llamamos tolerancia inmunológica o bien en palabras coloquiales, a no reconocer lo propio como extraño”.
La investigación inició hace cuatro años y los primeros resultados experimentales se podrían lograr en un plazo menor a 12 meses. El proyecto lleva un avance de un 50 por ciento.
A un grupo de roedores se les aplica un vector de expresión en mamíferos. Está diseñado de tal manera, que se le inserta información que codificará el gen que deberá producir la proteína Sm RNP murina dentro del ratón, para luego combinarlo con diferentes moléculas que pueden ayudar a mejorar la enfermedad o a no expresarla. A la fecha los investigadores no han tenido ni un resultado adverso.

¿En qué etapa se encuentra el desarrollo de esta vacuna?
Ya pasamos la etapa de los controles. Todo va de acuerdo a lo que se espera en la teoría, que es algo muy bueno. A partir de ese gen Sm RNP murina, que yo le dijo “vacuna madre”, desarrollamos otras vacunas, más o menos incitadoras para el sistema inmunológico.
Ya estamos entrando a la etapa de la experimentación, haciendo grupos con esa vacuna madre y con el resto de porciones de las que podemos esperar que sean más eficientes o menos eficientes, para probar cuál sirve para hacer una protección mejor y evitar la expresión del lupus.
Esta vacuna contra el lupus es preventiva y no curativa.
En la actualidad el lupus es incurable y se le trata con medicamentos no tipo cortisona, lo que por ende, provoca efectos adversos, como diabetes, hipertensión, glaucoma, etcétera, por lo que la propuesta de la vacuna contra el lupus que desarrolla la U de G, intenta “no usar en un futuro ese tipo de medicamentos y hacer terapias individualizadas de acuerdo al paciente con lupus, porque no todos los pacientes expresan los mismos anticuerpos, no todos los pacientes manifiestan la misma severidad”.

Acerca del lupus
El lupus es una enfermedad que afecta al sistema inmunológico. Puede dañar cualquier parte del organismo, aunque los sitios más frecuentes son el corazón, las articulaciones, la piel, pulmones, vasos sanguíneos, hígado, riñones y el sistema nervioso.
El lupus se encuentra entre el 1 y 5 por ciento de la población mundial. “Más o menos es algo homogéneo en todos los países, aunque lo estamos asumiendo como algo no comprobado en México”, expresó la investigadora.
Se manifiesta en todas las etapas de la vida, pero con mayor frecuencia en mujeres en edad reproductiva, entre los 20 y 40 años.La proporción es de 12 mujeres por cada hombre, por lo que no se descarta que las hormonas, en concreto estrógenos, pueden jugar un papel importante en el desarrollo de dicha enfermedad.
Las manifestaciones clínicas se pueden confundir con otro tipo de enfermedades.
El origen exacto de la enfermedad es desconocido. Sin embargo, al tratar una enfermedad autoinmune hay distintos factores que pueden influir en el sistema inmunológico y provocar lupus. Algunas hipótesis hablan de causas genéticas, ambientales, sobre todo, la excesiva exposición solar, consumir demasiada alfalfa, porque contiene L-canavalina, “la cual se sabe que en personas susceptibles, contribuye a que el sistema inmunológico te desconozca”, y por último, algunas infecciones. “Por ello se considera que las causas del lupus pueden ser multifactoriales”.

Artículo anterior“Estamos haciendo bien las cosas”
Artículo siguienteCarta al director