Debe suministrarse calostro pasteurizado a becerras para evitar enfermedades

379

El Centro Universitario de Ciencias Biológicas y Agropecuarias es sede del Seminario Internacional “Producción y calidad de la leche”. El encuentro inició este lunes con el panel “Uso de calostro inocuo en la crianza de becerras”, impartido por el doctor Francisco Javier Padilla Ramírez, investigador del Departamento de Producción Animal, quien comentó que “las becerras que no recibieron un calostro limpio sufren de 15 a 20 por ciento más de diarreas y neumonías, comparado con las que sí lo recibieron”.

El también coordinador de la maestría inter-instruccional de Producción Pecuaria, dijo que es importante que ganaderos y productores de leche atiendan la recomendación de suministrar calostro con las características nutricionales ideales y libre de patógenos, ya que por cada día de tratamiento con antibióticos representa diez días de retraso en la etapa fértil de una becerra. El especialista comenta que “si se trata al animal por siete días, esa becerra tardará 70 días en alcanzar su primer parto”.

En Jalisco, el suministro de calostro adecuado se hace sólo en los ranchos más tecnificados, los cuales representan sólo tres por ciento del total; “en su mayoría, encontramos establos semi-tecnificados o familiares en los que se aplica sin tratamiento, por lo que el becerro está propenso a enfermarse más. En la entidad se aplica calostro pasteurizado sólo en 5 por ciento de los ranchos”, agregó.

En países como Estados Unidos y Canadá se produce el calostro seco, la dosis tiene un costo de 600 pesos. Padilla Ramírez ha desarrollado un calostro pasteurizado con valor de 40 pesos, con lo cual logra ser bastante accesible para las granjas del país. “Con el tratamiento adecuado desde antes del nacimiento hasta que el becerro deja de beber leche, una vaquilla tendría que dar crías a los 24 meses, esto es lo que busca la investigación”, detalló el profesor investigador.

El seminario reúne a productores e investigadores de leche con estudiantes de Veterinaria,  con el objetivo de conocer las condiciones de los sistemas de producción en el extranjero, además de que “es una oportunidad para que puedan observar las diferentes líneas de investigación”, finalizó.