De regreso a los entrenamientos

La arquera universitaria regresó a clases y a los entrenamientos con más motivaciones después de la pausa forzada por la contingencia

150
Foto: Archivo UdeG

La seleccionada nacional y universitaria de tiro con arco, Andrea Maya Becerra, regresó a los entrenamientos después de casi seis meses de confinamiento, renovada y más motivada que nunca para seguirse preparando.

El regreso a los entrenamientos se da a la par de su retorno a la escuela, lo que representó días pesados para adaptarse de nuevo a la rutina de asistir a temprana hora al gimnasio, para posteriormente tomar sus clases y cerrar el día en el campo de práctica, tomando siempre en cuenta las medidas de sanidad.

“Fueron meses muy difíciles, sobre todo mentalmente, para mí no sólo fue la pandemia, sino todos los planes que tenía para el verano, viajes programados ya pagados para ir a Alemania a competir, a Guatemala y me quería dedicar este año que no había mundial para subir más mi nivel competitivo y me pegó muchísimo esos planes que no pudimos realizar”.

Su estrategia ante esa situación fue mantenerse positiva, enfocarse en otras cosas, de tomarse un descanso, ya que desde hace varios años no descansaba completamente, por lo que dejó de  de entrenar y se dedicó más a su persona y a todas las cosas que había dejado a un lado por estar entrenando.

“Me dediqué a mejorar como persona y ese es el lado positivo que le encontré a la pandemia, cambié muchísimo para bien, cambié hábitos completamente, vivo una vida muy distinta y tuve este tiempo para adaptarme”.

La ganadora de la histórica medalla de plata en el tiro con arco de los Juegos Panamericanos Lima 2019, en modalidad compuesta, dijo que este proceso además le ayudó a volverse a encontrar como persona y plantearse objetivos.

“Me ayudó a recordar por qué tiraba con arco, por qué me gustaba esta disciplina que siento que muchas veces cuando compites mucho una y otra vez pierdes ese sentido de pasión, y se vuelve algo más rutinario. Pude volver a conectarme con esa pasión, tiro con arco para mí no es un deporte, es mi pasión, es mi estilo de vida, es lo que vivo y es lo que más me hace feliz y volverme a reencontrar con ese sentimiento estuvo muy padre».

«Creo que ahora estoy más decidida de qué tiro con arco es lo que quiero hacer y siempre va a ser mi prioridad”.

Aunque al futuro competitivo aún es incierto, espera que en marzo se pueda llevar a cabo un Campeonato Panamericano, en Colombia, competencia muy importante para ella.

“Hay que entrenar para lo que sigue, que no estamos muy seguros de que sea, y me dedicaré a recuperar mi fuerza, perdí mucha durante todo este tiempo, estamos haciendo trabajos de recuperación, es un buen momento para volver a empezar a mejorar mi técnica, regresar más fuerte, más segura, porque mi plan es progresar y regresar mejor de como estaba, es un reto que me puse y para eso estoy trabajando“.

En cuanto a la Universiada Nacional, dijo que aún no se tiene información oficial de si se realizará o no la competencia, pero espera pronto portar la playera de la UdeG.

“Lo bueno es que apenas voy iniciando, no iba a ser mi última participación, quedan todavía varios años de Universiada para mí”.