David Izazaga

462

Nació en 1970 en el Estado de México. Desde sus primeros años de vida tuvo claro que deseaba ser escritor y periodista. Formalmente inició esta vocación en la preparatoria, con una publicación escolar que se llamó 12 páginas. Laboró en los extintos diarios El Jalisciense y Siglo 21, en este último como subdirector. Como maestro impartió clases de literatura y expresión escrita en la Universidad de Guadalajara. Azares del destino lo llevaron a residir durante varios años en Puerto Vallarta, en ese periodo trabajó como director de los periódicos Tribuna de la Bahía y Vallarta Opina. Posteriormente estuvo al frente de la Dirección de Artes Escénicas y Literatura de esta casa de estudios. Actualmente dirige la revista KY, una nueva publicación que se especializa en la cultura y los espectáculos. Próximamente editará una recopilación de cuentos que llevará por título Por si acaso. Conoce más sobre nuestro personaje (si quieres ver su rostro) en la dirección: www.gaceta.com.mx.

vallarta
Fue una etapa difícil, en el aspecto de vivencias, hasta cierto punto aburrida, sin embargo, en el terreno del periodismo fue muy rica. Encabecé la transformación del periódico Vallarta Opina, para que formara parte de la cadena Milenio. Tuve la oportunidad de ir a la Ciudad de México y convivir con el personal de redacción, con ellos hice muy buena amistad. En Puerto Vallarta gané una beca de la Fundación de Nuevo Periodismo Iberoamericano para viajar a San José de Puerto Rico y realizar un curso sobre manejo de redacción periodística y manejo de medios, fue una experiencia muy interesante, porque es una convocatoria donde muchos desean participar y sólo escogen a 12 periodistas de América Latina.

cultura
Me tocó armar Cultura UDG, esto junto a Jeffry Fernández, él fue el inventor de esta marca. Realizamos la apertura del Teatro Diana y Teatro Estudio Cavaret. Esta etapa fue muy importante, ya que viene a marcar un antes y después en materia de espectáculos en Guadalajara. Hice las primeras producciones de artes escénicas como el Teatro de la Zarzuela de Madrid y el State Ballet of Siberia, entre otras.

periodismo
Guadalajara crece de manera acelerada, lo podemos ver en el tráfico, pero también en materia de cultura y espectáculos. Recuerdo que cuando estaba en el periódico Siglo 21, en ocasiones sufríamos porque no había nada. Me parece que no se ha equilibrado la respuesta del periodismo cultural hacia lo que realmente sucede. Estoy convencido de que los diarios no alcanzan a percibir adecuadamente lo que pasa y, claro, no solamente en el terreno de la cultura.

escritores
Me agrada el trabajo de Jorge Ibargí¼engoitia, Octavio Paz, José Saramago y Guillermo Cabrera Infante. Acostumbro leer a escritores contemporáneos que son mis amigos, como Antonio Ortuño, José Israel Carranza y Fernando de León. Entre los cronistas que disfruto están Salvador Novo, Luis Miguel Aguilar, Juan Villoro y Julio Villanueva Chang. Estoy atento a la crónica que se hace en América Latina, en especial al movimiento que la Fundación Nuevo Periodismo ha llamado Nuevos Cronistas de Indias.

ky
Es un proyecto que tenía en mente desde hace muchos años, sabía que en algún momento de mi vida tenía que hacer esta revista. KY es proyecto a largo plazo, con futuro y solidez. El objetivo es crear un producto editorialmente atractivo y que al mismo tiempo sea redituable. En Guadalajara no había una publicación así, no es una guía, es sencillamente una revista de entretenimiento. Nos preocupamos porque fuera muy visual, estamos dedicándole espacio a la fotografía y al cómic. La revista es gratuita, esta es una tendencia mundial. El segundo número de KY tendrá a “la basura” como tema principal. Fuimos a colonias de clase baja, media y alta e investigamos qué es lo que las personas tiran. El lector va encontrar el análisis y la descripción de todo lo que sucedió en este proceso.

crónica
En la crónica importan los pequeños detalles, las situaciones en que nadie se fija son precisamente las que le dan valor. Muchas veces vamos por las calles y damos por hecho cosas, no nos fijamos que de repente no caminamos por la banqueta porque está llena de autos, eso parece normal, pero este es un detalle que tiene peso para la crónica.