Crisis de agua en Guadalajara

352
CHAPALA, JALISCO. MEXICO. LUNES 6 DE JULIO DE 2008. EN LO QUE VA DE ESTA TEMPORADA DE LLUVIAS EL LAGO DE CHAPALA A RECUPERADO 30 CENTIMETROS. EL INFORMADOR. JOSE MARIA MARTINEZ.

La población crece y las fuentes de agua son insuficientes para proporcionar el abasto necesario. De ahí que el próximo verano probablemente haya problemas de abastecimiento, afirmó José Antonio Gómez Reyna, profesor investigador del Centro Universitario de Ciencias Exactas e Ingenierías (CUCEI).
Guadalajara consume de 13 a 14 metros cúbicos por segundo, pero hay una demanda entre los 14 a 17 metros cúbicos. La ciudad crece y las fuentes de abastecimiento continúan siendo las mismas. Como no hay reutilización del agua, genera un problema de equilibrio entre la demanda y el sistema de abastecimiento.
A eso hay que agregar que ya no existen los escurrimientos que llegaban a la ciudad gracias a los ríos. La cantidad y los aportes de metros cúbicos de agua que llegaban al Lago de Chapala son menores.
La ciudad tiene una precipitación media de 550 a 580 milímetros al año, no más. Ésta es necesaria para abastecer a los mantos acuíferos, pero no es la suficiente para la cantidad de población que hay que mantener.
El agua necesita ser utilizada otra vez, insistió el académico. Es decir, tratarla para volverla a utilizar. Sólo hay una empresa que tiene este sistema. Se trata de Siderúrgica Guadalajara. De no considerarse esta medida, en un futuro no podrán sostenerse los volúmenes que requiere la metrópoli, además hay que fomentar toda una cultura del agua entre los ciudadanos para evitar en un futuro una crisis y un problema social.
El líquido vital es indispensable para la sobrevivencia del ser humano.

Las fuentes
El académico explicó que el agua llega a la Zona Metropolitana de Guadalajara a través de pozos o cuerpos superficiales.
Una de las fuentes principales de abastecimiento es el Lago de Chapala, cuya agua llega a Guadalajara a través de un acueducto que tiene un sistema de bombeo que corre desde San Nicolás de Ibarra, hasta la parte oriente, hacia Chapala y Jocotepec y de ahí hasta Las Pintas, donde hay una planta de bombeo que traslada el agua hasta la Planta de Tratamiento número 1, en las faldas del Cerro del Cuatro para distribuirse a la capital jalisciense.
Los ríos Lerma, Zula y Duero son principales que surten al Lago de Chapala. El problema es que desde Toluca, donde están ubicadas las lagunas de Cempoala hasta Chapala hay polígonos industriales, sistemas agrícolas, deforestación y una carga de 18 millones de habitantes sobre la cuenca, de la que todos utilizan agua. Como consecuencia no dejan pasar los aportes mínimos para que Chapala se mantenga. “Si una parte de abastecimiento del agua para la ciudad es obtenido de Chapala y no hay caudales que lo abastezcan, ¿de dónde vamos a sacar esa agua?”.
Otras fuentes son la Presa Elías Chávez, el agua subterránea que se encuentra rumbo al Valle de Toluquilla. En ese lugar hay pozos profundos. El líquido vital se trata en la planta de Toluquilla para quitarle arsénico. También hay 170 que tiene SIAPA distribuidos por toda la ciudad que son perforados para obtener el vital líquido, entre otras fuentes.
El problema de los mantos acuíferos en el Valle de Atemajac, Toluquilla y otros es que se están abatiendo. Es decir sus niveles friáticos están disminuyendo debido al uso excesivo.

La calidad del agua
Además de escasa, el agua que hay en las fuentes no es de muy buena calidad. En Chapala hay algunos insecticidas, tóxicos y bacterías como consecuencia de la contaminación cuenca arriba.
En el caso del agua que llega a Tesistán hay principalmente arsénico. En la planta que se encuentra en Pocillas el agua es tratada por ozificación para quitárselo.
El académico refirió que el Sistema Intermunicipal de Agua Potable en algunos casos potabiliza un porcentaje mínimo. Utilizan la clorificación, pero no tratan el vital líquido al cien por ciento para que sea potable. En otras ocasiones se contamina en las tuberías de conducción, en el aljibe y si no en el tinaco.
El académico detalló que algunas tuberías de conducción son muy viejas, están azolvadas, podridas, con fugas y por lo tanto pueden ser contaminantes.