Criaturas de playa

564

El arte tiene como principio fundamental transformar la realidad. Eso el artista holandés Theo Jansen lo ha entendido a la perfección. Su obra se basa en creaciones monumentales que reciben el nombre de “Strandbeest” (bestias de la playa).
En el sitio www.strandbeest.com podemos apreciar el trabajo que este escultor cinético ha realizado a lo largo de 15 años. Theo Jansen construye grandes figuras e imita esqueletos de animales, capaces de caminar mediante la fuerza del viento.
En YouTube pueden encontrarse algunos videos que demuestran lo impresionante de su obra, y que ponen al descubierto las intenciones del artista, quien asegura que los “Strandbeest” cobran vida propia.
Las creaciones de Jansen no son arte objeto: van más allá. Sus criaturas se desplazan con singular belleza sobre la arena, lo que permite apreciar el potencial de este creativo. Theo Jansen permaneció durante más de una década en la oscuridad. Sin embargo, su trabajo lo ha reconocido la comunidad artística internacional.
Los “Strandbeest” son diseñados en tercera dimensión. Su autor emplea tubos flexibles y ligeros, unidos con nylon y cinta adhesiva.
Theo Jansen trabaja en la séptima generación de criaturas de playa. Sus más recientes creaciones pueden transportar pasajeros en su interior. El ejemplo más notorio lo constituye un gigante de dos toneladas, llamado Animaris Rhinozeros. Este puede ser desplazado por una persona, gracias a un ingenioso sistema de impulsión con aire comprimido almacenado en botellas de refresco.
El manifiesto del artista holandés asegura que sus creaciones serán cada vez más sofisticadas, que incluso desarrollarán músculos, un sistema nervioso y algún tipo de cerebro que les permita tomar decisiones complejas.
Theo Jansen anhela que en un futuro las criaturas de la playa puedan maniobrar de forma propia, es decir que no lo necesiten para seguir su evolución. Visualiza que habrá manadas completas en las playas y que podrán tener convivencia; a su vez existirá una competencia por ser más veloces y estables.