Crean conciencia entre los jóvenes sobre la perspectiva de género

La principal finalidad de libro publicado por la Editorial Universitaria es crear la conciencia en los alumnos de bachillerato sobre las desigualdades de género e intentar cambiar esta postura

288

Mostrar la realidad desde otro enfoque, promover conocimientos, valores y actitudes que en conjunto te lleven a considerar la perspectiva de género, es la finalidad del libro Perspectiva de género, escrito por Leonardo García Lozano, académico del Centro Universitario de los Valles (CUValles), en colaboración con Sandra del Carmen Rodríguez Durán y Luz Alejandra Alcalde Arreola.

Esta obra, publicada por la Editorial Universitaria y que forma parte de la bibliografía para estudiantes del Sistema de Educación Media Superior (SEMS), pretende ayudar a las mujeres a defender su valía y papel en la sociedad y a los hombres a comprender la importancia de respetar a todos los seres humanos.

García Lozano compartió que la publicación surgió de dos cosas: la primera que el semestre pasado se creó de manera obligatoria una asignatura para los alumnos de primer semestre de preparatoria que tiene que ver con perspectiva de género y se elaboró para que los estudiantes tuvieran un material de apoyo sobre el cual poder ir desarrollando los contenidos del programa.

Otra línea que nos motivó a hacer de la manera en cómo hicimos este libro, es que hay una publicación previa en la Editorial de la Universidad de Guadalajara, un material en el que también nos tocó participar que se llama El aula es la respuesta, donde uno de los capítulos que se trabajaba era sobre la importancia del género y ahora decidimos trabajarlo de manera interseccional, para que pudiéramos reflexionar desde distintas maneras como la discriminación por género se vive en nuestra sociedad”.

La principal finalidad de este libro es cumplir con los objetivos de aprendizaje de la unidad de perspectiva de género, crear la conciencia en los alumnos de bachillerato sobre las desigualdades de género e intentar cambiar esta postura ante las desigualdades, ya que desde las escuelas se pueden transformar estas prácticas.

“El libro tiene las tres unidades de aprendizaje que maneja el programa y son alrededor de 12 temas los que componen el programa de estudios, que van desde la perspectiva de género, la educación para la paz y la prevención de la agresión y la violencia, son los tres grandes ejes”.

La publicación está disponible para todos los interesados, ya que incluso si una persona no toma el curso puede seguir con la lógica de los contenidos, su narrativa ,puede leerlo  y hacer los ejercicios y encontrarse con cosas interesantes.

“Está pensado en lenguaje que puedan entender los adolescentes, entre las virtudes que tuvo la realización de este texto es que distintos capítulos pasaban primero a ser leídos por alumnos de nuestras preparatorias e incluso de secundaria para ver si entendían el lenguaje y los ejercicios, eran nuestros primeros correctores y sobre sus observaciones hacíamos los cambios. Incluimos también un glosario de algunos términos”.

Compartió que está convencido de que la perspectiva de género es insuficiente que se enseñe  en una sola asignatura y todas las materias podrían incluir un espacio para este tema, al igual que la educación para la paz y la prevención del acoso el hostigamiento y la violencia.