En octubre habría repunte, no rebrote de Covid-19

Investigador del CUCSH realiza monitoreo de tendencias de los casos activos, las tasas de incidencia y la mortalidad por coronavirus mediante la base de datos abierta de la Secretaría de Salud federal

830
Fotografía: Cortesía

El comportamiento de la pandemia de Covid-19 en México ha sido atípico, pues el alza de casos no ha dejado de presentarse desde febrero pasado, lo que hace poco probable un posible rebrote en octubre, afirmó Carlos Alonso Reynoso, académico del Departamento de Trabajo Social, del Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades.

Yo no llamaría un rebrote, en todo caso si tenemos incremento de casos en el mes de octubre sería un repunte, porque el primer brote no ha terminado, entonces no podemos hablar de un segundo si no hemos terminado el primero”, argumentó.

El médico especialista en epidemiología y salud pública explicó que México ha tenido varias etapas en la pandemia, pues inició con un incremento gradual de contagios y decesos que durante algunos días era considerado como crecimiento exponencial, debido a que se duplicaban la cantidad de casos confirmados.

Después las cifras se estabilizaron y dejó de ser exponencial, pero llegó a un pico de contagios en el que no hubo el descenso que han tenido otros países, sino que nos mantuvo en una especie de meseta con un incremento constante de casos, pero que se  mantienen estables.

“En proporción a los días anteriores y en comparación con cifras anteriores ya no tenemos un incremento, sino simplemente una cifra promedio de casos estable y eso se ha mantenido desde mediados de junio tanto en la república como en el estado de Jalisco”, dijo.

Alonso Reynoso realiza Jalisco Cómo vamos Observatorio Ciudadano, un monitoreo diario de casos mediante la base de datos abierta de la Secretaría de Salud federal, en la que puede conocer las tendencias de los casos activos, las tasas de incidencia y la mortalidad por esta enfermedad.

Respuesta complicada

La pandemia por Covid-19 vino a cambiar la cara al mundo y a poner a prueba a los gobiernos que nunca habían enfrentado una situación similar. A la luz de este contexto se debe considerar que en la actuación del gobierno federal y estatal  ha habido aciertos pero también errores, señaló el universitario.

“Se decidió a nivel federal que la estrategia de muestreo sería el modelo centinela y esto ha favorecido un subregistro tanto de los casos como de las defunciones, que es reconocido por la misma secretaría. Estamos en otra etapa de la pandemia y es importante actualizar de manera dinámica las estrategias y las medidas y no siento que se hayan hecho esos cambios, han sido más lentos”, consideró.

“Tal vez el modelo centinela ya no sea la mejor opción, el muestreo de pacientes debería centrarse en los casos sospechosos y sus contactos”.