Contamos con tu apoyo

367

Los esfuerzos de las asociaciones civiles que buscan prevenir el delito y mejorar las condiciones de justicia y legalidad, son significativas en un país como México y llenan el vacío que no han cubierto las autoridades y gobiernos. Sin embargo, especialistas en el tema opinan que para lograr un verdadero cambio se necesitan más ciudadanos involucrados de manera activa con estas organizaciones.
“Buscan difundir en las autoridades y grupos criminales la inconformidad de la sociedad, pero lamentablemente poco puede influir este tipo de esfuerzos. Estas organizaciones sociales y apartidistas que no claudican ante sus ideales, deben llevarse un doble aplauso por su papel y hacen una labor muy necesaria para nuestro país. Tarde o temprano estas presiones sociales cumplirán su cometido, que es que las autoridades no hagan caso omiso a las demandas de la sociedad”, consideró el investigador de la División de Estudios Jurídicos, del Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades (CUCSH), Francisco Jiménez Reynoso.
En México existen entre 200 y 300 organismos no gubernamentales que promueven temas de cultura de la legalidad. El número es bajo si se compara con países como Chile, donde la cantidad de organizaciones es cuatro veces mayor. Sin embargo, hoy se han consolidado los lazos entre ONG y ciudadanos, gracias a medios de comunicación como internet, canal a través del cual han logrado conformar redes sociales de colaboración que hagan posible progresar en temas de seguridad y justicia.

Sumando esfuerzos
Hace casi 15 años los secuestros comenzaron a hacerse más visibles en México. Ante los hechos y la frustración de ver asesinados a sus hijos, el dolor de madres como Josefina Ricaño, se convirtieron en voces que no estuvieron dispuestas a volverse cómplices de la situación y crearon un mecanismo para estar en contacto con la ciudadanía, que funcionara como vínculo de coordinación con las autoridades. De esta manera nació la asociación civil México Unido Contra la Delincuencia (MUCD).
El secretario general de MUCD, Juan Francisco Torres Landa, explicó que en 15 años han atendido a más de 10 mil víctimas, de las cuales 2 mil 500 fueron en un trato personal y las restantes han recibido atención telefónica. En su mayoría son víctimas de secuestro, extorsión, homicidios y violaciones.
Como lo señalan en su página de internet www.mucd.org.mx y en su perfil en Facebook, cuentan con tres pilares de atención: asesoría legal y apoyo psicológico a víctimas, evaluación del desempeño de las autoridades y un programa que promueve la cultura de la legalidad,
Otro organismo es el Instituto Ciudadano de Estudios Sobre la Inseguridad, A. C. (ICESI), conformado por investigadores y especialistas, que genera información estadística sobre la delincuencia en México.
En el sitio www.icesi.org.mx, así como en Twitter, se pueden consultar estadísticas actuales y propuestas en el tema de inseguridad, así como consejos de seguridad.
Para Torres Landa: “En los temas de prevención del delito estamos convencidos que es mucho más rentable como sociedad y eficiente como autoridad invertir en la prevención que en la persecución o castigo de conductas delictivas. Si no se involucra la ciudadanía y hay labores de prevención, es casi imposible que las autoridades logren una solución integral de los problemas que enfrentamos como sociedad. El tamaño de los retos hace necesario sumar esfuerzos”.