Conocimiento que incluye

110

Tener acceso al conocimiento y a una educación que les permita contribuir al desarrollo de su comunidad wixárika, es lo que buscan los siete egresados del bachillerato en línea de UDGVirtual, quienes radican en Ocota de la Sierra, en el municipio de Mezquitic, Jalisco.

Durante su acto académico, celebrado recientemente en Guadalajara, los jóvenes manifestaron la satisfacción y el orgullo de haber concluido un ciclo más de su formación académica, que fue posible gracias a la Comunidad de Aprendizaje y Servicios Académicos (CASA), que UDGVirtual estableció en su comunidad, espacio en el cual estudiaron su bachillerato a distancia.

“Ahora quiero estudiar la licenciatura en Desarrollo Educativo. Los invito a que vengan a la universidad y aprovechen los servicios. Es una buena forma de estudiar y egresar más rápido”, aseveró Elena de la Rosa González, joven indígena wixárika de 19 años.

Además de Elena, egresaron Eladio Abrigo de la Cruz, Eduardo Ávila González, Gabino Chivarra González, Nicacio Chivarra Lara, Germán Rentería Márquez, Sebastián Valdez Montes y Esmeralda Hernández López Salustiana, quienes tienen entre 19 y 22 años.

“Con gran orgullo damos testimonio de acciones de inclusión al entregar el certificado de bachillerato a siete estudiantes de esta comunidad wixárika y a un estudiante de la comunidad mixteca, un título a un estudiante náhua del Sur de Jalisco y el egreso de cinco estudiantes con algún tipo de discapacidad”, afirmó en el acto la rectora de UDGVirtual, María Esther Avelar Álvarez.

Agregó que la modalidad virtual permite ampliar el acceso a la educación a personas que por diversas circunstancias no pueden optar por la educación presencial.

Enfatizó que los recién egresados son ejemplo de motivación y perseverancia, quienes inspiran a las autoridades para fortalecer las acciones de inclusión social.

La tarea de acercar la educación
El programa de CASAS Universitarias de UDGVirtual es un modelo de extensión que acerca los servicios universitarios a grupos sociales que por sus condiciones geográficas o socioeconómicas no han tenido acceso equitativo a una formación educativa ni a recursos científicos y tecnológicos.

En la CASA Universitaria de Ocota de la Sierra, instalada en octubre de 2015, los estudiantes tienen acceso a equipos de cómputo y mobiliario para estudiar. Además, cuentan con el apoyo de un promotor que los orienta y motiva para continuar con sus estudios. Allí, en el calendario escolar 2018-B, terminó sus estudios Unitacio González, el primer egresado wirrárika del bachillerato de UDGVirtual, con 21 años de edad.

“El reto es que cada vez más jóvenes estudien, porque allá hay muy pocas oportunidades y, las que hay, tenemos que aprovecharlas. Cuando otros chavos ven que sí se puede, entonces ellos comienzan a acercarse y preguntan cómo pueden hacerle para seguir con sus estudios”, comentó Celedino Chino González, promotor de la CASA Universitaria, quien también forma parte de la comunidad de estudiantes wixaritari.

A la fecha han egresado ocho estudiantes de bachillerato de esta comunidad. Unitacio, en el calendario 2018-B, y los siete que concluyeron en 2019 A. Otros siete se encuentran estudiando dicho programa.

“A veces por falta de recursos no se puede lograr lo que se quiere, pero gracias a la Universidad de Guadalajara, actualmente tenemos este espacio para estudiar”, aseguró Celedino Chino.

Por los problemas de conectividad presentados a causa de la ubicación geográfica de la comunidad, UDGVirtual implementó una estrategia de acercamiento con los jóvenes, consistente en la visita de algunos profesores del bachillerato, entre ellos el maestro Luke Alexander Butler, responsable del Programa de Idiomas, quien considera que “para los jóvenes estudiar es una prioridad, porque saben que UDGVirtual es una de las oportunidades que tienen para formarse y desarrollarse, y sobre todo porque ven en la educación una oportunidad para aportar en el desarrollo de su comunidad. Es evidente que la comunidad está haciendo un esfuerzo para que sus jóvenes estudien”.

Agregó que los jóvenes que recientemente egresaron son una inspiración y sirven como ejemplo para otros, para que vean que sí es posible continuar con su formación académica.

El profesor Butler, quien fungió como padrino de generación, dijo que los jóvenes de Ocota de la Sierra han mostrado interés por cursar la carrera en Desarrollo Educativo de UDGVirtual, aunque también les gustaría estudiar enfermería o medicina: “Lo que ellos piensan es en la aportación final a su comunidad, en carreras prácticas con fines prácticos. Lo que los mueve no es sólo un interés personal, sino un genuino interés por su comunidad”.

Aseveró que uno de los retos que tiene UDGVirtual para dar atención a estos jóvenes radica en el trabajo de los profesores, pues deben atender a las necesidades particulares de su lengua, de su ubicación geográfica y de las dificultades que pueden tener para comunicarse de manera constante.

“Por la situación geográfica a veces la conectividad puede ser muy difícil, y la comunicación con los alumnos puede tardar. Por eso es importante que los profesores sean muy claros y brinden la mayor información posible a los estudiantes, para que eso no represente para ellos una dificultad”.

Además de la CASA Universitaria de Ocota de la Sierra, UDGVirtual cuenta con otra sede en Ayotitlán, una comunidad indígena nahua, establecida en la Sierra de Manantlán.

“Tenemos egresados de la licenciatura en Administración de las Organizaciones y de la licenciatura en Desarrollo Educativo, quienes han encontrado, poco a poco, sus espacios de trabajo en escuelas o en empresas”, comentó Aurelio Sandoval Elías, promotor de CASA Universitaria de Ayotitlán, en el municipio Cuautitlán de García Barragán.

Él mismo es un ejemplo, pues Aurelio Sandoval cursó la licenciatura en Desarrollo Educativo completamente en línea a través de UDGVirtual, formación que le permite, además de su labor como promotor, desempeñarse como profesor en el módulo Ayotitlán de la Preparatoria Regional de Casimiro Castillo.

En total son más de 40 sedes de CASA Universitaria, repartidas en diferentes municipios de Jalisco.