Congreso Orientación Educativa

428
SONY DSC

El grave problema por el que atraviesan muchas instituciones educativas impide tener especialistas dedicados a la tutoría y a la orientación educativa, por lo que se debe dar mayor impulso, financiamiento y reconocimiento a estas figuras, destacó la directora general del Sistema de Educación Media Superior (SEMS), doctora Ruth Padilla Muñoz, durante el 12 Congreso de Orientación Educativa, realizado el pasado 14 y 15 de julio, en el Centro Universitario de Ciencias Económico Administrativas.
Para la Universidad de Guadalajara –dijo– es un asunto primordial. Sin embargo, no tiene plazas ni recursos suficientes. En estos momentos cuenta con un orientador educativo por cada uno de los 52 planteles sede y en siete módulos universitarios, lo que es poco para escuelas como la 10, la 12 o la Vocacional, que llegan a tener hasta 7 mil alumnos en dos turnos y en ocasiones hasta tres turnos, como en la Preparatoria de Jalisco o la Preparatoria 2.
Durante el 12 Congreso de Orientación Educativa, Padilla Muñoz explicó que los tutores en la institución son los profesores de asignatura (que asciende 75 por ciento de la plantilla académica), quienes colaboran en el proceso educativo, psicológico y ético de los alumnos, pero lo hacen por vocación y voluntad, sin retribución económica.
“Sin embargo, es una figura que debe ser reconocida a la brevedad, a través del Sistema Nacional del Bachillerato, si se quiere darle una verdadera fortaleza al acompañamiento de los estudiantes en el tránsito del plan de estudios”.
Durante el foro realizado en el Centro Universitario de Ciencias Económico Administrativas (CUCEA), Padilla Muñoz planteó la necesidad de contar por lo menos con un orientador educativo por cada 300 estudiantes, por lo que deberán efectuar una solicitud a la federación con el fin de aumentar las plazas para este fin.