Científicos internacionales se inconforman por retiro de recursos al Museo de Ciencias Ambientales

Especialistas de prestigio en cinco países de América Latina, EUA y el Reino Unido, manifestaron su preocupación por la eliminación de los fondos ya presupuestados

693

Integrantes internacionales y nacionales de la comunidad científica, artística y cultural, manifestaron su inconformidad por la intención de quitar recursos presupuestados por 140 millones de pesos para el ejercicio 2021 para la construcción del Museo de Ciencias Ambientales de la Universidad de Guadalajara.

A un día de que se dio a conocer la solicitud de algunos diputados del Congreso de Jalisco para retirar los recursos ya comprometidos, científicos ecólogos, museólogos, museógrafos, abogados, economistas, urbanistas, forestales, biólogos y arquitectos de México y del extranjero enviaron una carta dirigida al Gobernador del Estado de Jalisco, Enrique Alfaro Ramírez; al diputado Presidente del Congreso del Jalisco, Carlos Eduardo Sánchez Carrillo, y al Rector General de la Universidad de Guadalajara, Ricardo Villanueva Lomelí.

“El retiro de los fondos, hoy en cuestión, pone en grave riesgo la consecución del proyecto, abandonando el esfuerzo de tantos años justo cuando éste se encontraba por concretarse.  Cuando la pérdida de la biodiversidad y la emergencia climática se yerguen como una amenaza para México y el planeta entero, condenar a la asfixia presupuestal una iniciativa que persigue apoyar las iniciativas gubernamentales y ciudadanas en estas líneas es muy preocupante”, explican los especialistas y científicos.

Estos especialistas de gran prestigio en sus disciplinas científicas, provenientes de cinco países de América Latina, EUA y el Reino Unido, manifestaron su preocupación por la eliminación de los fondos que se habían presupuestado y que hasta la fecha el Gobierno del Estado no ha entregado a la Universidad. Exhortaron a las tres instancias públicas (Gobierno estatal, Congreso y Universidad) a encontrar una solución para que no se vea afectado el avance del proyecto del Museo de Ciencias Ambientales.

“Por ello, exhortamos a las autoridades revisar esta decisión, valorar la inversión de largo plazo en educación, conservación de la naturaleza y cultura ambiental, asegurando el debido ejercicio de los fondos ya aprobados para la consecución del Museo de Ciencias Ambientales, un proyecto cuyo contenido y compromiso es prioritario para el futuro de Jalisco, de México y finalmente para el planeta entero”.

Entre las personalidades que mostraron su inconformidad están José Sarukhán Kermes, Exequiel Ezcurra, Gonzalo Halffte, Eduardo López Moreno, Cuauhtémoc León, Enrique Provencio, Gustavo Alanís, Sergio Madrid, así como las escritoras Cristina Pacheco y Mónica Lavín, Silvia Singer, Andrés Roldán, Sebastián Bosch, Alex McCuaig y Jon McNeal.  Todos ellos y ellas, conocedores del proyecto desde sus inicios.

“Tenemos varias décadas de colaboración con el Gobierno de Jalisco y la Universidad de Guadalajara en proyectos que son ejemplares y de gran vanguardia en México y América Latina».

«Nos referimos a la Estación Científica Las Joyas, la Reserva de la Biosfera Sierra de Manantlán, la Junta Intermunicipal de Medio Ambiente para la Gestión Integral de la Cuenca Baja del Río Ayuquila, la Estrategia de Conservación de Biodiversidad del Estado de Jalisco y, durante los últimos diez años, el innovador Museo de Ciencias Ambientales”, señalaron los firmantes.

Detallan que el planteamiento académico del museo es el resultado de muchos años de trabajo colegiado en el que se han sumado las capacidades y conocimientos de literalmente cientos de actores sociales y de expertos nacionales e internacionales y ha sido cuidadosamente planeado.

El Museo de Ciencias Ambientales ha sido diseñado como un espacio de vanguardia incluyente en el que confluyen estrategias educativas y foros de construcción del conocimiento. Combina lo mejor del desarrollo comunitario y barrial, y se concibe como un centro de investigación científica sobre la sustentabilidad urbana y la relación ciudad/naturaleza, y centro educativo con exposiciones participativas y programas de apoyo a la educación formal a nivel de educación media superior y superior.

Recuerdan que la oferta del Museo de Ciencias Ambientales, no es proyecto improvisado, sino que responde al de una institución, abierta al público, sin fines lucro, cuyo objetivo principal es contribuir al crecimiento de sus comunidades y al fortalecimiento del entramado social que las caracteriza, en donde todos tengan una voz en aquellos temas que son más sensibles para el futuro de la sociedad. Además de museo, es un área verde, abierta al público con jardines que serán orgullo de Jalisco.

“Es fundamental hacer notar que el Museo de Ciencias Ambientales ha asumido desde sus inicios una responsabilidad social efectiva con la puesta en marcha de diversos programas de impacto ampliamente conocido. Se encuentran entre ellos el Premio de Literatura Ciudad y Naturaleza José Emilio Pacheco, la Muestra de Cine Socio-Ambiental, la exhibición temporal sobre el agua ¡Sumérgete!, los trabajos en la comunidad marginada de Lomas del Centinela en colaboración con el Massachusetts Institute of Technology, los trabajos de investigación sobre sustentabilidad urbana para ONU-HÁBITAT y propuestas a nivel local, que han sido casos de ejemplo en los más altos foros internacionales.”, detallan.

Entre estas personas que manifestaron su inconformidad, aparecen arquitectos y constructores de la realidad medioambiental, cultural y de las organizaciones del sector civil del México; así como uno de los diseñadores de uno de los pabellones de la feria mundial en Dubai del Reino Unido, un arquitecto del prestigioso despacho arquitectónico Snohetta en Noruega y EUA, el Director del museo de ciencias más connotados de Colombia, y el Director de la museos y bibliotecas de Rosario, Argentina, consideraron relevantes emitir su opinión por el bien de la ciencia y la cultura de Jalisco.