Cesan al “Cayo” Díaz

258

El presidente del consejo administrativo de la Promotora Operadora Deportiva Leones Negros de la Universidad de Guadalajara, Jorge Enrique Zambrano Villa, informó que Sergio “Cayo” Díaz dejó el cargo de entrenador del equipo universitario a partir del viernes 30 de octubre y su lugar fue ocupado por Humberto Romero para el partido que sostuvo este fin de semana el equipo contra Cruz Azul-Hidalgo. Humberto Romero realizaba funciones como auxiliar técnico y ha sido identificado como un personaje querido de esta casa de estudios. Con relación a las causas que obligaron al presidente a tomar esta decisión, las mismas están sustentadas en los resultados obtenidos a lo largo del presente torneo: 11 puntos en 15 partidos. Con un porcentaje de efectividad de apenas 30.56 por ciento. Además, el equipo universitario ocupa el lugar número 15 de la clasificación general. Sobre todo fue no haber ganado ningún partido como local en el estadio Jalisco lo que apresuró la decisión, ya que los números antes señalados no responden a las expectativas planteadas al comienzo del campeonato. El entusiasmo no baja La pasión por el equipo Leones Negros es más grande de lo que muchos imaginaban. Sus seguidores llevan los colores en la sangre y en el corazón. Su mirada refleja el anhelo de que los tiempos de gloria vuelvan pronto, al igual que el regreso al máximo circuito. Siempre han estado ahí, fieles a un sentimiento. Debieron pasar casi 15 años para que pudieran verlos de nuevo en los primeros planos del futbol. Hoy, a pesar de que el torneo para los Leones Negros no ha sido el que sus seguidores esperaban, éstos han demostrado ser una de las aficiones más fieles del futbol mexicano, por lo que registran entradas históricas para torneos de ligas inferiores y mejores que las que se han presentado en los juegos del Guadalajara y Atlas. Han transcurrido ya 14 jornadas del torneo apertura 2009, de la liga de ascenso y la victoria en el Jalisco aún no llega, pero los momentos que se vivieron el pasado juego ante el equipo de Mérida, campeón del torneo pasado, fueron los más vibrantes del torneo. Después de un primer tiempo sin nada que destacar, en la parte complementaria ambas escuadras salieron a dar el todo por el todo. Aunque al final el resultado fue un empate a dos goles, es de destacar que la escuadra universitaria en esta ocasión mostró su capacidad para sobreponerse en dos ocasiones y dejó el corazón en cada jugada. Al interior del plantel el sentimiento aún es de deuda: quieren regalarle un triunfo a la afición en casa y para ello trabajan día con día. Al torneo aún le quedan algunas jornadas, por lo que la posibilidad de que llegue la victoria al Jalisco sigue latente, al igual que la esperanza de una afición que vive en comunión con la escuadra universitaria. Cierre complicado Para la recta final del torneo los Leones Negros enfrentarán a rivales complicados. Este viernes 6 de noviembre recibirán a su similar de Atlante UNT, mientras que en juego correspondiente a la jornada 16, visitarán a los Dorados, en partido a disputarse el 14 de noviembre, para culminar la fase regular el 20 de noviembre, en el estadio Jalisco, ante los Rayos del Necaxa, equipo que disputa su primer torneo en esta división después de su descenso. Los boletos para los juegos de Leones Negros van de los 10 a los 30 pesos. Pueden ser adquiridos en la tienda Insignia, ubicada en Pedro Moreno y Escorza, a un costado del Edificio Cultural y Administrativo de la UdeG.