Aurora Moyeda

520

Mirando hacia adentro, primera novela de la poeta Aurora Moyeda, es un viaje realizado “a través de vivencias personales y compartidas”. La historia es un tributo a su primer “gran amor”: la música. Herencia de unos padres melómanos, quienes dieron como frutos a un hijo músico, primero, luego a una escritora, Moyeda ahora paga su débito al rock surgido durante los años sesentas, “vital para mi existencia”. Advierte que la historia se enfoca en el aspecto existencial, “a veces difícil de recorrer, al cual me aventuré y quedé atrapada allí”, ya que “la música teje muchas redes de conexión y otorga siempre resultados vibrantes”. La obra surgió de un antiguo juego de niñas –dice la autora–: ahora es una realidad y se presenta el domingo 26 de febrero en Centro Cultural Los Ariles, de Tonalá (Juárez 309), a la una de la tarde; la encargada de ofrecer las palabras será la poeta Deana Molina; las notas musicales las brinda Ramiro Moyeda y la obra de los pintores Héctor Martínez Villalobos y Deana Gamboa completan el ofrecimiento.

Mark Farner
Cuando mi padre murió, el primer disco de Grand Funk Railroad (Closer to home, 1970) llegó a mis oídos, y yo en mi duelo encontré alivio al escucharlo; mucho después, en una entrevista con Mark Farner, encontré una similitud. En sus declaraciones decía haber encontrado un enorme alivio al hacer música posterior al tiempo en que su padre había muerto. Esto lo supe hace poco, pero ambos perdimos a nuestros padres a temprana edad. Quizá por ello hubo esa conexión. Sé, además, que él es una persona apasionada por la música y durante un periodo de su vida se dedicó a elevar su canto a Dios. Farner afirma en esta entrevista que la letra de la canción “Soy tu capitán”, es la divinidad quien se la dio en un sueño y solamente le pide ponga la música; durante mucho tiempo él tocó en iglesias cristianas y eso para mí es contundente y me conecta más con su música y su persona.

El rock
Ha sido la vitamina que me ha encendido para sacarme de estados depresivos. Su función en mi vida ha sido como un alimento o el oxígeno, el motor de mis movimientos, no sólo físicos, sino también en lo espiritual; el rock es, además, la conexión con la literatura. Ha sido un cascabel indicador de mi camino.

Viaje
La música es alucine para mí, es mi droga. Lo mismo me sucede con la poesía, con la literatura.

Lúdica
Nunca fue una intención que Mirando hacia adentro fuera una novela. Simplemente fue un ejercicio suspendido de taller, aplazado y luego retomado. Después de dos años de no escribir, lo retomé y en dos meses ya estaba entera la historia. Viene, lo confieso, de un lejano juego de niñas. De hecho, la personaje Tracy vistió a una muñeca Barbie obsequiada por un tío, y es de allí que se relaciona con la música y personajes como Jim Morrison, Alvin Lee, Fogerty y, claro, Mark Farner, pues ellos, por ausencia, fueron el posible Ken.

Tracy
La personaje principal de la historia es un homenaje a la vida y tiene mucho de mí: es lo que Aurora Moyeda ha querido, quiere y siempre querrá ser. ¿Quién es Tracy Williams? Tracy soy yo.