Arreolano desde pequeño

396

Dos años de esfuerzo constante, de echar a volar la imaginación, de mantener despierta la creatividad, tuvieron su recompensa. El autor de Dios en un Volkswagen amarillo es el ganador del IX Concurso Nacional de Cuento Juan José Arreola.
“Ganar este premio era como un sueño que planee alcanzar algún día. Algunos maestros y compañeros me animaron a enviar mis cuentos. Me dijeron: ‘Inténtalo. No pierdas la fe’. Hice lo que me aconsejaron, pero no lo esperaba. No imaginaba que en esta etapa de mi vida fuera a obtener este premio”.
Dios en un Volkswagen amarillo es un volumen de cuentos, la mayoría del género fantástico. En éstos, Blanco trató de reflejar, en parte, la situación que vive Cuernavaca. “Aquí mucha gente ha pasado por situaciones terribles. Hay mucha violencia en Morelos, al igual que en el resto del país. “El volumen fue dividido en tres partes: La tierra, el cielo y el infierno. Todos fueron concebidos para contar lo que se vive”.
“Los primeros cuentos los escribí cuando estaba todavía en la Escuela de escritores Ricardo Garibay. Los últimos los concluí un día antes de enviar el volumen por paquetería para el concurso”, señaló Efraim Blanco en una entrevista que tuvo vía telefónica con los medios de comunicación.
No es el primer texto que escribe Blanco. El escritor también es autor de los libros de poemas El alma de las cosas e Imaginando sueños y los libros de cuentos Estos pequeños monstruos y Absurdos. Sus poemas y cuentos parecen en diversas antologías. Además ha publicado textos en periódicos estatales y nacionales, páginas de intenet y revistas como Voz en tinta, Atemporia y El Perro Andaluz.
El autor obtuvo el primer lugar de poesía en los Juegos florales Cuernavaca 2010. También ganó el primer concurso de minificción por Twiter de revista La Piedra, así como los concursos Crónicas taxistas y cuento, de la misma revista.

Literatura desde niño
Su relación con la literatura comenzó en la niñez. A su madre le gusta escribir y leía en voz alta poesía. Efraim Blanco empezó a desarrollar el gusto poco a poco. Hasta que hizo su primer texto a los 15 años.
Hoy a sus 37 años es consciente de los retos que como tal enfrenta en su vida. “Escribir es una tarea complicada. Requiere de muchísimo esfuerzo, pasión y sobre todo dedicación, más en países como el nuestro, en donde no es fácil ganarse la vida escribiendo. Así es que muchos debemos tener otro tipo de actividades y tratar de compaginar la pasión de la escritura. Tratar de hacer un espacio, de tomar dos horas al día para leer y escribir, dos actividades que se complementan”.
Confiesa que Juan José Arreola ha sido el autor que más ha marcado su vida literaria y al que vuelve constantemente para leerlo. “Tengo Confabulario casi como un libro de cabecera. Es mi favorito.”

Sobre el premio
Efraim Blanco acudirá a la ceremonia de premiación el próximo 21 de septiembre, en el Centro Universitario del Sur (CUSur). El premio consiste en 75 mil pesos en efectivo y diploma, así como la publicación del libro por la Editorial Universitaria. La presentación del volumen tendrá lugar dentro de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara.
El jurado de este concurso estuvo integrado por los escritores Eduardo Antonio Parra, Cecilia Eudave y Fernando de León, quienes eligieron el manuscrito ganador por considerar que se trata de un libro consistente, que desarrolla múltiples historias interesantes en poco espacio; utiliza el sarcasmo, el humor negro y el ingenio. “Es un libro bien estructurado que conserva unidad, densidad y profundidad, retomando la ficción breve arreoliana”.
El IX Concurso Nacional de Cuentos Juan José Arreola recibió 183 trabajos, de los cuales fueron anulados siete por no cumplir con los requisitos estipulados en la base del certamen. El jurado tomó la decisión de quién sería el ganador en sesión deliberativa el viernes 31 de agosto de 2012. El resultado lo dieron a conocer un día después en rueda de prensa, en la que estuvieron presentes, además, Lourdes A. González Pérez, coordinadora de Artes escénicas y literatura y Víctor Hugo Prado Vázquez, secretario académico del CUSur.
Efraim Blanco se une a la fila de ganadores, que incluye a Ulises Zarazúa (2002), Andrés Acosta (2003), Magali Velasco (2004), Juan Carlos Quezadas (2005), Julián Herbert (2006), Alejandra Villegas Lemus (2007), Luis Miguel Estrada Orozco (2008), Karla Sandomingo (2009) y Amelia Suárez (2010), en 2011 el concurso fue declarado desierto.