“Aquí estoy”, la hazaña del graffiti tapatío

“Aquí estoy”, la hazaña del graffiti tapatío

«Acompañé a escritores de graffiti que se esconden debajo de un coche cuando pasa una patrulla. Sentí lo que es subirse a un espectacular. Ahí es donde compartes el mismo sentimiento que los autores y lo puedes transmitir»

Texto: Adrián Montiel – Fotos: Abraham Aréchiga/Iván lara 

Perfil

Durante sus estudios de licenciatura en Sociología, Ángel Ramírez Abundis trabajó temas de cine con el investigador de la UdeG, Álvaro Fernández. Al terminar, todavía sin titularse, comenzó a trabajar. Poco después decidió obtener el grado y eligió un tema familiar: el graffiti de la ciudad.

En las aulas, en la biblioteca y en persona planteó y discutió sus ideas con el investigador Rogelio Marcial, del que aprendió el porqué de la escritura del graffiti y de la juventud.

«Podría ser una aproximación que tampoco es una respuesta final. Es la búsqueda en las escrituras de graffiti para demostrar el mecanismo que propuso Rogelio Marcial: anunciar yo estoy aquí, no sólo a través de una intervención, también dentro de una comunidad entre pares en donde él está aquí y lo hace de esta manera».

De acuerdo con Ramírez Abundis, egresado también de la Maestría en Comunicación del CUCSH, de Rogelio Marcial aprendió la riqueza del trabajo de campo y la orientación teórica-metodológica.

«Nadie puede negar el trabajo de campo que hizo Rogelio Marcial para después hacer el trabajo teórico tan consolidado que tuvo, y tan agudo, por un lado; y, por otro, la forma a través de la cual logró incentivar y degenerar el desarrollo profesional de otros investigadores».

El desarrollo profesional de Ramírez Abundis ha escalado al plano internacional. En noviembre de 2022 presentará su trabajo en el Congreso Europeo de Humanidades Digitales, en la ciudad de Budapest, Hungría, organizado por el Departamento de Humanidades Digitales, de la Universidad Eötvös Loránd.

" Todos buscan sentirse parte de una comunidad y que valoren su trabajo, ahí podemos hablar de graffiti como una comunidad de práctica"
Ángel Ramírez Abundis
maestria en comunicación cucsh

Entrevista

¿Qué es lo que buscan los escritores de graffiti?

La estrategia de comunicación que utiliza el graffiti, como nosotros lo trabajamos, es la observación de la ciudad como lienzo donde los artistas enuncian «yo soy, yo estoy, yo existo, quiero decir esto, estoy a favor y en contra de esto o aquello».

El graffiti como experiencia no sólo busca decorar las calles sino también el reconocimiento de la ciudad a través de sus expresiones. Eso se logra cuando, al ver una obra, se te pone la piel chinita y piensas cómo le hizo para subirse a un espectacular, dónde están las escaleras por las que subió, cómo se preparó, cuáles riesgos calculó.

Todos buscan sentirse parte de una comunidad y que valoren su trabajo, ahí podemos hablar de graffiti como una comunidad de práctica en donde, para pertenecer, necesitas pintar, lo hagas bien o mal, y con el hecho de participar ya formas parte de la comunidad. 

Los escritores de graffiti ¿tienen algún perfíl?

Esto es tan ambiguo y amplio. Es decir, no existe un perfil cerrado sino que podemos encontrar a jóvenes pobres en Tlajomulco que decoran las calles y luego te puedes encontrar a un doctor en Providencia que también decora calles. O a una persona que sus papás tienen pollerías, con bastante dinero. No se puede definir un perfil socioeconómico claro.

¿Por qué escriben en el tren?

Para los escritores de graffiti el tren es el origen. Es el origen de la cultura que ellos viven, que a través de su experiencia se reproduce. Si le preguntas a cualquier escritor dónde inició el graffiti te va a decir que en Nueva York, en los trenes del metro. En los años setenta, los primeros grafiteros neoyorquinos empezaron a utilizar el metro como un sistema de mensajería entre los barrios porque pasaba donde ellos no y así llegaba un mensaje donde ellos no podían entregarlo.

Pintan el tren con un sentido artístico. A través de la técnica pueden generar un nombre que les permita después vender su obra como artista urbano. Otra vertiente apunta hacia manifestaciones contra el sistema como una herramienta para bombardear. También hay un punto medio. Escritores que van de un lado hacia otro como un péndulo: iniciaron con la intención de cambiar el sistema y luego se fueron al otro extremo como figuras públicas. Y quiénes se fastidian de lo último y regresan al antisistema.

¿Cuál es el uso político del grafiti?

Hay quienes lo utilizan como método de protesta, como las feministas. En ellas podemos encontrar la versión más política del graffiti donde las mujeres feministas lo utilizan como un método de protesta, un método de visibilización de su movimiento, un método para generar ideología y para invitar a otras a unirse al movimiento.

Previous
Next
Post Views: 606