Aprendiz de iluminado

77

Casa Escorza presenta la exposición de fotografía Nirvana, de Fernando Montiel Klint. La exhibición consta de 15 retratos de personas congeladas en posiciones poco ortodoxas. Klint trata de mostrar el nirvana que buscan los jóvenes, sin poder desprenderse de la cotidianidad que los rodea. Incluye grandes dosis de verde como al estado natural al que quieren regresar.
Dentro de los decorados que rodean a sus modelos, Klint utiliza la presencia de elementos significativos para la juventud mexicana, como códigos estéticos y tendencias musicales. Cada personaje trata de encontrar, en su soledad, un espacio que les permita desprenderse de todo lo que los distrae.
Klint ha presentado muestras individuales en Veracruz, Morelia, Acapulco y España, y colectivas en China, Estados Unidos y Alemania, entre otros. El fotógrafo de 31 años declara: “Me interesa más el retrato de los jóvenes capitalinos y la patología de la sociedad en el contexto contemporáneo; lo que está sucediendo con gente de mi generación”.
La muestra se inaugura el 3 de junio a las 21:00 horas.