Apoyo a la agricultura con abejorros endémicos

95

Ante la tendencia en la industria agrícola de importar especies animales exóticas para el apoyo en la polinización de algunos vegetales, como el tomate de invernadero, la Asociación Mexicana de Criadores de Abejorros Nativos, A. C. (AMCAN), ha sido conformada para incentivar el empleo y obtención sustentable del abejorro endémico neotropical Bombus ephippiatus, en lugar de “su primo hermano en los países del norte, Bombus impatiens, un abejorro neártico con biología diferente, asegura José Ignacio Cuadriello Aguilar, investigador del Centro Universitario de la Costa Sur (CUCSur), quien ha fungido como asesor en la creación de esta asociación civil, presidida por Paz Adriana Casillas Aréchiga.

Integrada por 12 bombicultores de Jalisco, Sinaloa, Nayarit, Michoacán y Guanajuato, la asociación cuestiona la importación del abejorro exótico que, además de costosa, puede representar una invasión en la que no se han tomado en cuenta las consecuencias ecológicas, mientras que la variante endémica resulta más económica y eficiente, pues puede cohabitar con las flores de los tomates de diferentes regiones del país, entre éstas, Autlán y San Luis Potosí, que desde hace tiempo apoyan la cría del abejorro Bombus ephippiatus.

“A falta de abejorros polinizadores, sólo en Sinaloa, tres mil hectáreas de tomate en invernadero se verían afectadas, las que aproximadamente necesitan 96 mil colonias de abejorros al año”, explica Cuadriello Aguilar. “Ahora bien, si en 2007 entraron al país 33 mil 587 colonias de abejorros y 232 mil 940 reinas (según Sagarpa), eso quiere decir que potencialmente se usaron 266 mil 577 colonias de abejorros, tanto en invernaderos como a cielo abierto”.

Agrega que de acuerdo con estos datos, si cada colmena de abejorros es vendida a dos mil pesos, los tomateros erogaron más de 53 millones de pesos. “Con mucho menos de ese dinero se podría establecer en el país una planta productora de abejorros mexicanos para sustituir las importaciones”.

Para evitar esta situación, así como las potenciales consecuencias ecológicas, el manejo de ejemplares y poblaciones exóticas, de acuerdo a las propuestas de la asociación integrada por criadores y productores de abejorros nativos, sólo será posible en condiciones de confinamiento. Para ello, a través de un plan de manejo se establecerán las condiciones de seguridad y de contingencia, para evitar los efectos negativos que los ejemplares y poblaciones exóticas pudieran tener para la conservación de la vida silvestre y su hábitat.