Analizan especialistas la cultura de paz en el CUCEA

Durante la jornada se realizaron diversas actividades académicas y culturales

415

La Ley de Cultura de Paz, aprobada en el Congreso de Jalisco, que tiene por objetivo respetar, proteger, promover y garantizar la paz como un derecho humano de todas las personas sin distinción alguna, va a trastocar diversas áreas de la sociedad y si se logra ejercer como se tiene planeada, Jalisco sería un referente nacional y a nivel Latinoamérica de cómo llevar a cabo una cultura de paz.

Así lo expresó la psicóloga Delia Pérez Guerrero, miembro del Órgano Técnico de la Bancada de Diputados y Diputadas para la construcción de la Ley de Cultura de Paz en el Congreso del Estado de Jalisco, al participar en la Primera Jornada de la Cultura de Paz, organizada por el Centro Universitario de Ciencias Económico Administrativas (CUCEA).

En la conferencia titulada «Trascendencia Social de la Ley de Cultura de paz en Jalisco«, expresó que ha costado trabajo que la gente crea en la cultura de paz, la mediación de conflictos, por lo que al presentar un proyecto de esta naturaleza y que no tenga el impacto esperado, podría generar un retroceso.

“Creemos que la cultura de paz también tiene que ver con hablar de salud mental y emocional; si este plan se llega a lograr tendremos una mayor convivencia, con mayor salud mental y emocional”, señaló.

Al inaugurar las actividades de la jornada, José María Nava, Secretario Académico del CUCEA, dijo que el programa tiene el propósito de lograr que el centro universitario se vuelva un recinto de armonía, de encuentro, donde todas y todos sean libres de manifestar ideas, creencias, preferencias sin que haya hostigamiento y mucho menos acoso a las estudiantes por el hecho de ser mujeres.

“El programa tiene un par de años, necesitamos arroparlo para que se vaya fortaleciendo, pero esto implica el compromiso de los y las estudiantes, es ahí donde consideramos ir sembrando y cultivando para que florezca una nueva forma de relacionarnos, donde prevalezca el respeto”, señaló.

Expresó que el reto es grande, pero se deben ir sentando las bases para que el centro universitario sea libre de violencia, acoso y hostigamiento y destacó la labor de los y las embajadoras de paz que han sido una pieza fundamental en la generación de esta nueva cultura.

La coordinadora de la Plataforma de Inclusión del CUCEA, Jessica Georgina Arroyo De Anda, señaló que hoy se conmemora el Día Internacional de la Paz, que promueve la solidaridad global para construir un mundo más pacífico y más sustentable.

“Aquí en CUCEA tenemos varias iniciativas con las que estamos trabajando como el programa de cultura de paz y todos los días estamos tratando de buscar nuevas propuestas y alternativas para fomentar la parte de la inclusión y construir una cultura de paz y tener un centro universitario más equitativo. Todos podemos poner nuestro granito de arena en hacer un mundo más pacífico”, apuntó.