Agenda de noviembre: hacer cita con el urólogo

Este es el mes de la prevención contra el cáncer de próstata y de testículo. El Hospital Civil impulsa la campaña "Éntrale" para fomentar la detección temprana de este tipo de enfermedades

377
Foto: Jorge Íñiguez

Todos los hombres corren el riesgo de desarrollar cáncer de próstata, enfermedad que puede ser curable si es detectada en etapas tempranas. En México, el cuarenta por ciento de los pacientes a los que se les detecta este cáncer ya tienen metástasis, es decir ya se extendió a otros órganos, afirmó Arnoldo Magaña Gutiérrez, jefe del Servicio de Urología del Hospital Civil de Guadalajara (HCG) Doctor Juan I Menchaca.

Si el cáncer está muy localizado en la glándula de la próstata y no se ha extendido, es un paciente candidato a una cirugía radical, y tiene la posibilidad de quedar curado por completo, agregó Magaña Gutiérrez.

En el caso de un paciente que ya tiene cinco años con el problema y nunca había acudido al médico, tiene el antígeno muy elevado y la próstata dura como piedra, es una persona que probablemente tenga metástasis y es candidato a radioterapia o tratamiento con medicamentos bloqueadores de las hormonas masculinas.

Si detectados a tiempo, tanto el cáncer de próstata como el de testículo pueden ser curables, de allí la importancia de realizarse estudios con el urólogo. Foto: Jorge Íñiguez

Por su parte, Jaime Becerra Cárdenas, jefe del Servicio de Urología del Hospital Civil Fray Antonio Alcalde, comentó en cuanto al cáncer de testículo que cuando se detecta a tiempo tiene un éxito en curación del 95 o 96 por ciento.

Cuando un testículo está aumentado de tamaño o es más duro que el contralateral, es sospechoso de cáncer y hay que hacer estudios para detectarlo, por lo que es de gran ayuda el ecosonograma.

El tratamiento consiste en quitar el testículo, verificar el tipo de cáncer, qué tan agresivo es, y después se puede hacer tomografía de tórax y de abdomen, además de marcadores tumorales, entre otros estudios, y se pueden complementar, según el tipo de cáncer, con quimioterapia o radioterapia.

El caso del cáncer testicular

Ocurre en los testículos que se encuentran dentro del escroto, un saco de piel floja que se halla debajo del pene. Los testículos producen hormonas sexuales masculinas y espermatozoides para la reproducción, según información difundida por la campaña “¡Éntrale! Contra el cáncer de próstata y testículo”, organizada por la Fundación Universidad de Guadalajara, Uro Vanguardia, el HCG y las coordinaciones General de Servicios a Universitarios, y de Egresados y Exalumnos de la UdeG.

En comparación con otros tipos de cáncer, el cáncer de testículo es menos difuso, aunque es el cáncer más frecuente en los hombres de 15 a 35 años de edad. Entre los síntomas se encuentran un bulto o agrandamiento en cualquiera de los testículos, sensación de pesadez en el escroto, dolor sordo en el abdomen o la ingle, acumulación repentina de líquido en el escroto, dolor o molestia en un testículo o en el escroto y dolor de espalda.

Cáncer de próstata, factores de riesgo

Entre los factores de riesgo del cáncer de próstata se encuentran la edad. Entre más años tenga el hombre, mayor la posibilidad de que presente cáncer de próstata. Además, la población afroamericana tiene posibilidades de presentar este tipo de enfermedad dos veces más que cualquier otro grupo señaló Magaña Gutiérrez.

Es muy importante tomar en cuenta el factor genético: si una persona tiene algún familiar de primer grado, como padre, hijo o hermano, que haya tenido cáncer de próstata, tiene el doble de posibilidades de desarrollar la enfermedad, pero si son más de dos los parientes de primer grado con cáncer de próstata, la posibilidad es de once veces más, incluso a edad mucho más joven.

El tratamiento consiste en quitar el testículo, verificar el tipo de cáncer, qué tan agresivo es, y después se puede hacer tomografía. Foto: Jorge ÍñiguezSe dice que a partir de los cincuenta o sesenta años es cuando es común que empiece a aparecer el cáncer de próstata, y cuando hay antecedentes familiares hay posibilidades de que aparezca incluso antes de los cincuenta años.

Los síntomas de cáncer de próstata son distintos en cada persona. Hay hombres que no presentan ningúno, y estos casos son los más peligrosos, de ahí la recomendación de acudir al urólogo.

En etapas más avanzadas tiene síntomas muy parecidos a los del crecimiento benigno de la próstata: dificultad para comenzar a orinar, flujo de orina débil o interrumpido, micción frecuente, especialmente por la noche, dificultad para vaciar la vejiga por completo, puede haber dolor o ardor al orinar o los pacientes notan que eyacularon u orinaron con sangre.

“Si el paciente tiene dolor persistente de espalda, las caderas o la pelvis, hay que estar muy al pendiente porque podría tener cáncer de próstata, ya que tiende a extenderse a los huesos”.

Después de la extirpación del cáncer, se realiza radioterapia o quimioterapia. Foto: Jorge Íñiguez

El galeno destacó que cada vez hay más hombres que acuden a consulta con el urólogo para checar su próstata.

El diagnóstico es elaborado previo interrogatorio para determinar si tiene síntomas, y si no los presenta es realizada la prueba sanguínea del antígeno prostático, un marcador tumoral. Es importante que el paciente sepa que la elevación del antígeno prostático en la sangre puede ser causada por otras afecciones como una infección, inflamación o crecimiento excesivo de la próstata.

“Es importante que el paciente sepa que el cáncer de próstata muchas veces se diagnostica tocando la próstata, cuando está dura, pétrea, inmóvil, pudiera tratarse de un cáncer de próstata, si se sospecha de cáncer, lo que sigue es tomar una biopsia”.

La exploración rectal y la prueba del antígeno prostático no sustituyen la una a la otra. Son complementarias. “Si el antígeno está muy alto y la próstata se percibe normal mediante el tacto podría pensarse que sólo tiene una infección, pero si el antígeno está elevado y luego durante el examen rectal se detecta la próstata dura y pétrea, definitivamente el paciente tiene muchas posibilidades de tener un cáncer de próstata”.

Más de la campaña

Los interesados en beneficiarse con la campaña pueden ingresar al sitio web https://entrale.udg.mx/, para agendar una cita con alguno de los especialistas.
Las personas que sean mayores de 45 años van a tener acceso a un cupón de antígeno prostático, que podrán hacer válido dos días antes de su cita con el especialista. En los casos de pacientes menores de dicha edad que quieren tener una consulta de salud masculina, el sistema no les va a arrojar la posibilidad de hacerse un antígeno prostático porque los especialistas determinan que en esos casos no es necesario; pero en caso de requerirlo se les dará el cupón más tarde.

En la página de la campaña, vigente en este mes de noviembre, los interesados también podrán encontrar información por escrito y en video sobre el cáncer de próstata y testículo.