Adán Yáñez Larios

1412

ELIZABETH RAYGOZA JíUREGUI

“Tanto miedo que le tengo a los dentistas y ahora voy a tener uno en casa”, fue el comentario de la madre del doctor Adán Yáñez Larios, tras conocer la profesión elegida por su hijo. Pero él supo cuál sería su vocación a muy temprana edad, pues siendo niño acompañaba a su padre con el dentista y cuando en una ocasión el odontólogo le preguntó al pequeño visitante qué quería ser de grande, sin vacilar contestó que sería dentista.
Estudió la carrera y la especialidad en la Universidad de Guadalajara, y la suficiencia investigadora, maestría y doctorado en la Escuela de Medicina de la Universidad de Oviedo, España, con la calificación de sobresaliente Cum laude. Es fundador y presidente de la Federación Dental Ibero-Latinoamericana y entre otros reconocimientos, de manera reciente fue investido como Profesor Honoris Causa por la Universidad de Aquino, Bolivia (UDABOL).

¿Cómo surge y cuál es el objetivo que persigue desde su creación la Federación Dental Ibero-Latinoamericana que usted preside?
He tenido diferentes cargos en el país desde que fui presidente del Colegio de Cirujanos Dentistas de Guadalajara. Entendí que la globalización es el compromiso de hacer equipo a nivel internacional entre los diferentes países, entre las diferentes instituciones de educación superior. Ha sido un trabajo de muchos años y que se ha consolidado a partir de 2001 en que arrancamos con el objetivo principal de que se dé una actualización, una capacitación permanente durante toda nuestra vida profesional. Lo que buscamos es que cada quien exprese sus conocimientos, sus investigaciones, sus habilidades y destrezas, y las comparta con otros para potenciar en equipo todo lo que estamos haciendo. Estoy convencido de que las alianzas nos permiten crecer más en lo que hacemos; como ahorita que ya tenemos oficinas en Brasil, Argentina, Chile, Colombia, Perú, Bolivia, Ecuador, El Salvador, Guatemala, República Dominicana, y estamos por abrir Puerto Rico; estamos avanzando de una manera muy importante.

¿Cuál es el nivel de México a escala mundial?
Es muy bueno, cuando viajamos a Sudamérica, hay países que han despuntado en su investigación, como Brasil y Chile, que han despuntado increíblemente, Colombia es fuerte, pero todos, absolutamente todos, ven a México como el hermano mayor. Eso es un gusto pero también un compromiso porque tenemos que mostrar y demostrar por qué razón somos el hermano mayor y no podemos fallarles. Nos toman consejos, investigaciones, opiniones, piden que hagamos estrategias, que hagamos cuerpos académicos, que hagamos investigaciones en conjunto, y realmente nuestro país es un gran referente de odontología mundial. Incluso este año tendremos en la Ciudad de México el Congreso Mundial.

¿Hay mucho aún por explorar en el campo de la odontología?
Sí, muchísimo, pero ahorita es un boom, por ejemplo, la implantología oral, que es lo más nuevo, incluso en muchas universidades aquí en nuestro país no está siquiera tomada como especialidad, pero ha crecido de una manera impresionante lo que corresponde a colocar, meter, introducir un tornillo de titanio puro que se óseo-integra, el hueso lo reconoce como tal, lo acepta como tal y de esa manera se puede ahí fijar un diente individual; entonces la gente que tenía prótesis, placas que le complicaban, le irritaban, se movían, no le daban seguridad, ahorita con implantes dentales puede solucionar ese tipo de problema.

¿Los egresados están preocupados por actualizarse?
Por desgracia en nuestros estudios, apenas del 10 al 12 por ciento se están actualizando. Es un gran problema. Hay gente que egresó hace 20 o 30 años y jamás ha asistido a una conferencia de actualización. El pretexto que dicen es ‘¿qué me van a enseñar a mí si tengo 30 años haciendo esto?’, y sí, pero ¿cómo lo están haciendo? Resulta que hay materiales que ya no se utilizan, hay técnicas que no se utilizan. Yo estudié la especialidad de Endodoncia y en este momento la técnica es a la inversa, totalmente al revés de como la aprendí en la especialidad. Así que ahorita quien no se actualiza está totalmente perdido.

Primera persona
Adán Yáñez Larios es egresado de la Universidad de Guadalajara, presidente de la Federación Dental Ibero-Latinoamericana y fue investido como Profesor Honoris Causa por la Universidad de Aquino, Bolivia.

Artículo anteriorEmmanuel del Real “Meme”
Artículo siguienteLluvias percances y accidentes