Zamora aventaja a Ramiro

190

Si las elecciones internas del Partido Revolucionario Institucional fueran abiertas, el precandidato Arturo Zamora Jiménez aventajaría a su contrincante Ramiro Hernández García, quien tiene una aceptación del 17.7 por ciento, mientras que el exalcalde de Zapopan alcanza un 43.8 por ciento de las preferencias.
Lo anterior emana del estudio “Las preferencias electorales en el estado de Jalisco”, realizado por el Centro de Estudios de Mercadotecnia y Opinión (CEO), de la Universidad de Guadalajara, el cual destaca la tendencia de los votantes para las munícipes de Guadalajara, Zapopan y Puerto Vallarta, y las presidenciales para el próximo 2 de julio, si las urnas fueran abiertas este día a los votantes.
La maestra Paola Solórzano Gutiérrez, directora del CEO, explicó que tres de cada 10 ciudadanos mostraron cierta afinidad con el PRI. A estos se les cuestionó acerca de su asistencia a las elecciones del partido el próximo 29 de enero. De ellos, 79.6 por ciento manifestó que sí iría a las votaciones. Este sufragio lo emitiría el 53.9 por ciento a favor de Arturo Zamora, mientras que el 21.5 apoyaría a Ramiro Hernández.
Ante este panorama, si el PRI designa como candidato a Arturo Zamora Jiménez, éste ganaría la elección para gobernador en las urnas, con un 42.5 por ciento, ante un 37.1 que obtendría el candidato del Partido Acción Nacional, Emilio González Márquez, de acuerdo con un trabajo del Centro de Estudios de Opinión, de la Universidad de Guadalajara.
La encuesta fue hecha entre el 14 y 15 de enero, a jaliscienses mayores de 18 años. El universo de estudio abarca unos dos mil 500 casos, en los que hicieron un levantamiento de datos mediante una entrevista domiciliaria, con la garantía del anonimato de los entrevistados. El grado de confiabilidad es de un 95 por ciento y el margen de error de +/-2.
La directora del CEO, Paola Solórzano Gutiérrez, destacó que “estos resultados tan reñidos entre partidos, dejan ver que la precampaña que más está penetrando es la del PRI”.
Habrá que esperar a las internas del tricolor el próximo 29 de enero. Luego de este resultado, el rumbo de Jalisco puede verse orientado hacia otro lado. Solórzano Gutiérrez argumenta, de acuerdo con la encuesta, que “Arturo Zamora es con quien el PRI podría ganar la elección, pues con Ramiro Hernández la perdería”.
Independientemente de la realización de campañas, los datos del CEO reflejan que, en el ámbito estatal y partidista, el 48.8 por ciento de los encuestados considera que sería mejor un cambio de partido político en el gobierno del estado. Un 43 por ciento avala la continuidad del partido en el poder: el PAN.
En el mismo escenario estatal que propone el CEO, si el candidato del tricolor fuese Ramiro Hernández, la gubernatura sería para el panista Emilio González Márquez, quien tendría un 39.1 por ciento de la votación, ante un 28.4 del primero, seguido de Tonatiuh Bravo Padilla, con un 5.8 por ciento, si éste fuera candidato del Partido de la Revolución Democrática.
De manera individual, contando a los precandidatos de todos los partidos, la intención del voto apuntaría hacia Zamora Jiménez, quien repunta con un 35.5 por ciento, seguido de González Márquez, con 32.7, y de Ramiro Hernández, con 12.5.

En la zona metropolitana
El precandidato priista, Salvador Cosío Gaona, es el aspirante a la presidencia municipal de Zapopan más conocido. El 56.9 por ciento que obtuvo en la encuesta lo avala.
El segundo en orden es el panista Juan Sánchez Aldana, quien presenta un 49.9 por ciento. Sin embargo, el grado de conocimiento no se ve reflejado en las urnas: en la exvilla maicera Sánchez Aldana obtendría la victoria con un 30.4 por ciento de las urnas, ante Cosío Gaona, quien alcanzaría 23.4 puntos porcentuales, de resultar este último el candidato oficial de su partido –tiene en su haber un 16.9 por ciento para la elección interna, cantidad que lo coloca como el favorito del tricolor en este municipio–.
Sin embargo, la tendencia hacia el cambio de partido en Zapopan favorecería al tricolor. Si hoy fueran las elecciones en este municipio, la intención del voto por partido se inclinaría a favor del PRI, con un 46 por ciento, seguido del PAN, con 36.1, y el PRD, con 4.2.
En Guadalajara, Alfonso Petersen Farah, del PAN, vencería a los dos favoritos del PRI. Con un porcentaje de 29.1 por ciento, el blanquiazul se impondría ante Leobardo Alcalá Padilla (25.5 por ciento) o Aristóteles Sandoval (23.2).
En cuanto al conocimiento público, Alcalá Padilla lleva la delantera con un 52.3 por ciento frente a su contraparte, Petersen Farah, quien consigue en este terreno un 50.1 por ciento. Esto podría dar la vuelta hacia Alcalá Padilla, pues Guadalajara presenta una intención de voto por partido hacia el Revolucionario Institucional, que resalta con un 42.4 por ciento, en comparación con el 40.7 por ciento que obtendría el blanquiazul.

Jalisco en el escenario nacional
Aunque en Jalisco el candidato más conocido por los encuestados para ocupar la silla presidencial en 2006 es el perredista Andrés Manuel López Obrador (92.4 por ciento), las urnas en el estado darían –si las elecciones fueran hoy– la victoria al panista Felipe Calderón Hinojosa. Por debajo de él aparece un 25.8 por ciento, del priista Roberto Madrazo Pintado, mientras que el tabasqueño López Obrador pasaría a un tercer plano, con solo el 23.3 por ciento de los votos jaliscienses.