Yolanda Orozco Mendoza

    454

    “La Universidad me dejó muchas amistades. En esta viví un buen ambiente de trabajo. Disfruté mucho todas las etapas por las que pasé, y conviví con muchos rectores”.
    Este es el sentir de Yolanda Orozco Mendoza, quien durante 30 años laboró en la Universidad de Guadalajara, tres de éstos en la Preparatoria Jalisco y 27 en Oficialía mayor.
    “En esta última dependencia estuve a cargo del archivo general del personal y de los docentes. Tenía a mi resguardo lo relacionado con escuelas locales y foráneas en cuanto a personal”.
    Cada quincena acude al Edificio cultural y administrativo de esta casa de estuios a cobrar su pensión. En esta ocasión acompañada de una de sus nietas.
    Fue jubilada el 1 de agosto de 1998 y asegura que de su trabajo disfrutaba cada una de sus actividades. Ahora dedica el tiempo a su familia.
    “Ahora estoy en la casa, cuido a mis nietos, hago ventas por catálogo y disfruto mucho tiempo con mi familia y mis siete nietos”.
    Continúa escribiendo a máquina, hace trabajos en computadora y realiza algunas actividades manuales.
    “Siempre trato de disfrutar todo lo que hago”.
    Orozco Mendoza, de caracter alegre y con la amabilidad que la distingue, afirma que esta casa de estudios significa mucho para ella.
    “Estoy disfrutando de mi jubilación y de ahí me mantengo. La Universidad ocupa un lugar importante en mi vida”.

    Artículo anteriorRosario A. Piña García
    Artículo siguienteXIV aniversario de la FEU