Voces desde el encierro

807

Después de dos temporadas, una en Casa Inverso y otra en el Teatro Experimental de Jalisco, retorna la puesta en escena Rebelbox, dirigida por Shaday Larios y Luis Manuel Aguilar “Mosco”. La obra se divide en teatro documental y no documental realizado bajo el sistema de creación, en el archivo del manicomio general de La Castañeda.

Concebido como un homenaje a las ideas proyectil de los genios ocultos de la historia, un tributo a las voces acalladas con el silencio del encierro y a los documentos archivados por años que permiten una aproximación a las historias menos convencionales, Rebelbox no es exclusivamente una puesta en escena, sino una investigación reveladora.

Para el equipo de producción, la obra es un observatorio de desvíos, una reunión de situaciones anómalas, una casa del encierro del tiempo en documentos y objetos, cuya memoria vuelve a surgir, y además se resiste a ser almacenada en una caja. La puesta en escena es también un inventario de ideas proyectil, una mirada al viaje de las ideas incomprendidas que en la fuerza de su visión y riesgo resguardan su propia supervivencia al olvido.

“Indagamos en los archivos del manicomio general de La Castañeada para descubrir la rebeldía de su voces. Encontramos legajos verídicos hasta llegar a inventar el nuestro, en el que se confunden algunas historias de vida presentes y lejanas, con cierta poesía del destierro de la mente. El trabajo es un reconocimiento al oficio de quien trabaja adentro de estos guardapolvos, para catalogar, archivar y proteger los movimientos del mundo, en un expediente con piel de cartón”.    

En Rebelbox actúan Mariana Villalpando, Ricardo Pérez y Mónica Camacho. La música es de Amad Araujo y los audiovisuales de Omar Velasco y Diego Sahagún.

Artículo anteriorResultados etapa Núm. 2 de la Convocatoria del Programa Especial para Obtención de Plazas Académicas para el Sistema de Educación Media Superior.
Artículo siguientePrecisión