Violencia estacional

    437

    Estamos ante una posible epidemia. El gobierno debe empezar a actuar rápido, antes de que el problema se propague por toda la nación y haya un gran caos entre los ciudadanos, y con la elevada posibilidad de contagios, gracias a los pobres sistemas de protección que tiene nuestro gobierno, por lo que hay que ser bastante cautelosos. Sí, hablo de los grupos de Autodefensa o Policía Comunitaria y los grandes problemas de violencia e inseguridad causada por los cárteles de narcotraficantes.
    Sin duda, además de la influenza, la situación que vive Michoacán tiene que ser un tema serio a tratar, aunque parezca que está de salida, si no queremos encontrar esto, no sólo en los estados del sur, sino en cualquier entidad del país.
    Es menester del Estado —y del pueblo exigírselo— que actúe en ambos temas con extrema precaución, para evitar que los dos virus (influenza y violencia) se propaguen en todo el territorio nacional, y no que se ponga el máximo esfuerzo ya cuando el asunto esté totalmente fuera de control, como sucedió en las comunidades de Michoacán y, como parece que pasará en Guerrero.