Violencia en los estadios

    75

    El “barrismo” en los últimos años ha golpeado muy fuerte al futbol mexicano, generando que las familias ya no asistan al estadio por el miedo que esto provoca. Lo cual ha sido producto de la falta de seguridad por parte de las autoridades, demostrando así la incapacidad de la policía del estado para actuar en este tipo de circunstancias.
    Pero resolver este tipo de problemas no sólo le compete a las autoridades, sino también a la federación de futbol mexicano y directivos de ciertos clubs.
    Para evitar este tipo de problemas se puede acreditar a ciertos grupos de animación, manteniendo el control de algunos datos personales de los integrantes de las barras, para diferenciar los vándalos de los verdaderos aficionados, y controlar la violencia en el futbol mexicano para generar un ambiente más sano en todos los sentidos.