Vanessa de la Torre una nutrióloga triatleta

    413

    Conforme inició la Universiada 2016, de inmediato surgió la primera medalla de oro para la Universidad de Guadalajara, y fue para la estudiante de Nutrición del Centro Universitario de Ciencias de la Salud, Vanessa de la Torre. “Vane”, como le dicen sus compañeros, es una chavita agradable, buena compañera, mejor deportista y estudiante. De fácil palabra, sabe de sus objetivos y de sus planes como nutrióloga y como deportista. 

    Fue la primera vez que la Universidad de Guadalajara obtiene presea dorada en triatlón y para ella fue su primera de oro en la Universiada. Afirma que todo es posible si “te sabes organizar”. Se puede estudiar y hacer deporte de alto rendimiento, sobre todo si “tienes el apoyo de tu familia”. Desde niña vive la cultura de la actividad física, “ya que mis padres gustan y practican deporte”.

    “Comencé a hacer deporte con la natación, ya que mis padres me decían que no querían cuidarme en la alberca cuando íbamos de vacaciones. Mi entrenadora nos puso a correr para complementar la natación y resultó que corría bien. Me di cuenta que me gustaba combinar la natación con la carrera. Corrí mi primer triatlón con una bicicleta prestada”.

    Con relación a las competencias, comenta que empezó a competir en la Olimpiada Nacional de Acuatlón 2009, “ya que no tenía bici y obtuve la segunda posición, pero no me sentía feliz con ese resultado, ya que perdí el primero por tan sólo unas centésimas. Para el año siguiente en Vallarta, que fue mi primera olimpiada de triatlón, tuve una caída en la bici, ya que antes no había practicado la bici y terminé la competencia, pero no recuerdo el lugar en que finalicé”.

    Cuenta que “en el 2011 obtuve el primer lugar en acuatlón y triatlón. Fue en ese mismo año cuando tuve mi primera participación internacional, con 15 años de edad, en los Juegos Deportivos Escolares Centroamericanos y del Caribe en Panamá, donde por errores de la organización fuimos descalificadas muchas atletas.

    ¿Cómo le haces para estudiar y hacer deporte de alto rendimiento?, pregunto. “Organización de los tiempos. Cada espacio libre lo dedico para las tareas escolares. Entre una clase y otra realizo algunos entrenamientos. Es difícil, pero bastante satisfactorio cuando se presentan los buenos resultados”.

    Como estudiante “no tengo el mejor promedio de la generación, pero suelo mantenerme en un buen nivel. Estoy segura. Sería mejor estudiante si no tuviera que dividirme”.

    Vanessa es un ejemplo universitario.